Reseña de What’s Up

En esta ocasión os hablamos del primer microjuego presentado por la editorial Strawberry Studio, descendiente de la más que conocida NSKN. Se trata de What’s Up, un juego sencillo y colorido que puede encontrarse en nuestro país distribuido por Last Level.

36468381242_710e0cdfef_c

Se trata de un juego diseñado por Dennis Kirps y Jean-Claude Pellin. Cuenta con las ilustraciones de Magdalena Markowska, artista que parece ser la mano que colorea la mayoría de las creaciones de Strawberry Studio como 3 Wishes o Pyramid of the Sun. Se trata de un juego de 2 a 4 jugadores, con una duración contenida de unos 10-15  minutos y una edad mínima recomendada de tan solo 8 años.


¿DE QUÉ VA?

What’s Up no guarda demasiado tema detrás de su simpática faceta. En el juego debemos recolectar sets de pájaros. El juego nos presenta una mecánica de deducción sencilla a través de ir volteando cartas hasta encontrar las cartas que se requieran.

36241104610_a4f199f968_z


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La contenida caja de What’s Up incluye:

  • 30 cartas a doble cara llenas de pájaros.
  • Un pequeño reglamento en inglés.

¡Y ya está! Un microjuego en toda regla, sin muchos componentes y sin muchas reglas que compliquen la experiencia. Añadir que, a día de hoy, Last Level se encarga de la distribución del juego en nuestro país, por lo que podéis disfrutar del juego con reglamento en español, pese a ser independiente del idioma.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para empezar a jugar a What’s Up debemos distribuir las treinta cartas en cinco filas y seis columnas. Con las treinta cartas distribuidas de forma aleatoria lo tenemos todo listo para comenzar.

36468380292_0998731a91_z

El objetivo del juego es recolectar un número de sets de pájaros de un mismo color. Así pues, dependiendo de la partida de dos, tres o cuatro jugadores, se requerirá coleccionar 4, 3 o 2 sets de pájaros.

Antes de explicar el sencillo procedimiento de realizar un  turno, debemos mostrar la anatomía de una carta y de su interesante reverso:

35802796414_fe2c1fd46b_z

Como explicamos más abajo, el reverso de la carta central, el pájaro solitario amarillo, tiene todas las opciones que se ven en la imagen. Puede contener otra cantidad de pájaros pero compartiendo color, o un pájaro solitario en los otros colores disponibles. ¿Qué será será?

Cada carta tiene relación directa con su reverso. Así, cualquier carta puede tener una de las dos opciones en su cara contraria:

  • O bien el mismo número de pájaros pero de distinto color.
  • O bien un distinto número de pájaros en el mismo color.

Sabido esto, ya os podemos comentar como se lleva a cabo un turno.

En cada turno, el jugador activo debe elegir una carta de las que queden sobre la mesa y girarla para mostrar su reverso. Si el reverso mostrado puede empezar o continuar alguno de los sets que necesitas, obtienes esta carta y la colocas frente a ti. Si el reverso no es apto para ninguna de tus sets, deberás dejarla sobre la mesa, mostrando el reverso que acabas de revelar. Debemos tener en cuenta que no está permitido empezar un segundo set del mismo color.

36468381942_9f03f4c0ae_z

Nuestro objetivo es ir recolectando sets en los distintos colores de las graciosas aves.

Así, los jugadores irán llevando a cabo turnos hasta que alguno logre el objetivo de completar los sets necesarios para el número de participantes de nuestra partida. Cuando eso ocurra, se acabará la partida de forma inmediata. También se finalizará la partida si alguien consigue coleccionar los pájaros de todos los colores de valor uno y dos, faltando solamente el último pájaro de cada set, o si nadie obtiene un pájaro nuevo a su colección tras ocho rondas.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

El centro de la mesa se verá ocupado por la disposición de las treinta cartas. Fuera de la parrilla de cartas, los jugadores solamente necesitan un pequeño espacio para colocar las cartas que vayan adquiriendo.

36637248605_62d6884e5a_z

Partida a dos jugadores en curso. Nosotros ya tenemos un set completo de pájaros rojos, pero debemos completar tres más para salir victoriosos.


¿QUÉ ME PARECE?

Strawberry Studios es una editorial nacida de NSKN como una rama alternativa con unos objetivos claros establecidos desde un primer momento.

Con What’s Up se resumen las intenciones con claridad: juegos sencillos, con pocos componentes y reglas fáciles de entender y memorizar. Un microjuego en toda regla.

36468381682_b424aaa4a0_z

Las simpáticas ilustraciones nos han encantado.

La verdad es que, como nos ha pasado con muchos otros juegos, tras leer las reglas nos quedábamos un poco fríos. Simplemente sabíamos que debíamos completar unas escaleras en distintos colores y, además, sabíamos las posibilidades que escondía el reverso de cualquiera de las cartas. ¿Serán del mismo color y distinto número o otro número en el mismo color? Desde luego la memoria era necesaria e importante para jugar a What’s Up.

Aunque a mi pareja le encanten, yo no soy muy partidario de juegos que se basen, principalmente en la memorización de cartas. Pese a eso, nos encontramos ante un juego que, por duración y complejidad, es muy abarcable en todos los aspectos. La cantidad de cartas a tener en la memoria no es abrumadora y, por si fuera poco, si nos despistamos podemos reponer fuerzas para la siguiente partida que lo más seguro es que empiece pocos minutos después.

36499569781_b07b2c4486_z

Los olvidos serán relativamente frecuentes en las partidas. En parte por la velocidad con la que deberían fluir los turnos, haciendo difícil poder aprendernos todos los pájaros sobre la mesa, pero también por el carácter desenfadado del juego.

Es un juego que solo acepta cuatro jugadores. Si bien, desgraciadamente, no es el juego adecuado para una noche con muchos invitados, es un filler muy festivo. Es el típico juego que puede remontar el bajón después de una larga partida a un juego de culo duro. Me atrevería a decir que la simplicidad de reglas hace que los participantes se obcequen en ganar la partida y que las derrotas puedan tener un sabor amargo. Suficientemente amargo como para una revancha, ¡que quince minutos no son nada!

36468382392_94ff1ec0ee_z

En definitiva, un juego simpático en su presentación y sencillo en su mecánica. Aunque se base en gran medida en la memoria de los participantes, os podemos asegurar que es más desenfadado de lo que puede parecer y los momentos tensos que acaben con risas están asegurados. Aunque What’s Up solo admita cuatro jugadores, en las sobre mesas en petit comité puede ser una opción muy a tener en cuenta, especialmente como un filler de lo más animado.


PUNTOS POSITIVOS

  • Colorido y divertido: es un juego atractivo y simpático en su presentación y mecánica. Un juego sincero en cuanto a su producción.
  • Rápido y sencillo: la duración de la partida acompaña a jugar otra partida, especialmente por su amenidad en el desarrollo y los cortos entreturnos.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Más grande que su caja: sorprende un juego de caja pequeña y con treinta cartas que una vez desplegado ocupe tanto.
  • La memoria es la clave: si odias tener que memorizar, puede que no consigas enamorarte de What’s Up. Aun así, la diversión que destila compensa el peso que tiene el hipocampo en este juego.

Este juego ha sido cedido por Strawberry Studios para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 2 junio, 2018

    […] un diseño muy cubista y pixel art, CuBirds nos recuerda a What’s Up! (aquí su reseña) por sus ilustraciones y disposición sobre la mesa, pero en mecánicas poco tienen que ver. Se […]

  2. 18 enero, 2019

    […] y ligero que hubiéramos preferido que mantuviera el formato de caja pequeña como What’s Up (aquí su reseña) o Scare It! (aquí su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: