Infection: Humanity’s Last Gasp

Ya nos tocaba traer otro juego de la editorial americana Victory Point Games.

27122305332_49a625a9fa_z

En esta ocasión hablaremos, por primera vez, de un juego solitario. Infection ha sido diseñado por John Gibson e ilustrado por Michelle Ball (dibujante de Knockout de la misma editorial) y Chris Kiser. Se trata de un juego recomendado a partir de los 13 años con una duración de unos 40 minutos.


¿DE QUÉ VA?

En Infection: Humanity’s Last Gasp nos pondremos en la piel de un grupo de investigadores que pretenden, a contrarreloj, encontrar una cura para una enfermedad letal que está arrasando el mundo entero. Nuestra misión, como no podía ser de otra manera, es descubrir la panacea antes de que el mundo llegue a su fin.

En resumen, Infection es un juego solitario de estrategia muy similar a un puzzle. Se basa en combinar ciertas proteínas para ir resolviendo la composición del agente infeccioso. Además, el juego nos ofrece dos niveles de dificultad: una enfermedad bacteriana (fácil) y un virus (difícil). Cabe destacar que el modo difícil nos traerá dolores de cabeza, cosa que se agradece al ser un juego solitario.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

Dentro de la caja roja de cartón encontramos lo siguiente:

  • Un tablero de cartón prensado reversible.
  • 31 cartas de Informe de situación.
  • 12 cartas de Equipamiento de Laboratorio.
  • 7 cartas de Personal de Laboratorio.
  • 31 moléculas redondas en cartón:
    • 18 moléculas de tres proteínas.
    • 8 moléculas de cuatro proteínas.
    • 5 moléculas de cinco proteínas.
  • 12 tokens de eventos especiales.
  • 16 proteínas cuadradas en cartón.
  • 16 piezas hexagonales:
    • 3 tokens para cultivar una proteína extra.
    • 1 token para cultivar todas las proteínas.
    • 3 tokens de equipamiento adicional.
    • 1 token de doble equipamiento adicional.
    • 3 tokens de +2 a la tirada de contención.
    • 1 token de +3 a la tirada de contención.
    • 4 tokens para las cartas de situación.
  • 1 token de tasa de muerte.
  • 1 token para la financiación.
  • 1 pequeño dado amarillo.
  • Manual de reglas a todo color.

Como veis, en esta caja, aun siendo del tamaño pequeño para VPG, encontramos un buen montón de componentes, y todos ellos en cartón prensado o cartas de un gramaje excelente. Se diferencia de Healthy Heart Hospital por no contener madera, pero a su vez sí que incluye un tablero de juego en cartón prensado, adicionalmente a uno en cartulina, mucho mejor que el papel acartonado del juego del hospital. ¡Así nos gustan los juegos, y nos tenéis bien acostumbrados!

28725296712_d9c4e13da3_z

Como ya viene pasando con esta editorial americana, el producto está hecho en Estados Unidos y, parece ser, para los Estados Unidos. No cuenta con una versión en español, aunque en la BGG hay 100 descargas de su traducción casera, ni resulta fácil adquirir estos juegos de importación. Paradójicamente, es una editorial con cierto impacto nacional, siendo muy querida por algunos usuarios y aficionados de los juegos de mesa. Desde aquí queremos recordar que somos un mercado relativamente pequeño pero muy ruidoso, y nos encantaría ver más productos de esta casa.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para preparar la partida debemos, antes de nada, elegir si queremos un reto asequible (bacteria) o rompernos la cabeza (virus). Una vez decidido, montaremos el tablero por la cara acorde al nivel seleccionado.

Algunas moléculas (fichas con letras) deben retirarse antes de jugar:

  • Si jugamos al modo bacteria retiraremos la M, N y O.
  • Si jugamos al modo virus retiraremos la A, B y C.

Tras esto, debemos mezclar en algún recipiente todas las moléculas restantes y colocar una en el centro, y otras seis a su alrededor para conformar la estructura inicial del patógeno:

28830064015_6545088ffe_z

Como veis, al contener la letra A ya sabemos que es el modo bacteria, el más sencillo.

Tras haber puesto las moléculas que conforman al patógeno, debemos elegir al azar dos eventos positivos y dos negativos para añadir a la reserva, y mezclarlos con el resto de moléculas. Siempre habrá ocho eventos, cuatro positivos y cuatro negativos, que no estarán en juego y que permanecerán ocultos fuera de la partida.

28830070455_d0471d8dec_z

Efectivamente, los azules son buenos y los rojos, por su parte, son negativos.

Las moléculas en sí mismas nos aportan mucha información:

28798764536_9f7cca1e0a_z

Como podemos observar, las figuras que rodean a la letra coinciden con las proteínas necesarias para descubrir la molécula. En este caso, necesitamos cinco proteínas de los colores que ahí salen representados. Recordad que es la N, del modo viral, y denota la dificultad de este modo de juego.

En nuestro modo, abundan moléculas que requieren menos proteínas o proteínas más fáciles de conseguir.

 

Tras esto, toca colocar los marcadores en su lugar. Empezaremos con 15 dólares de financiación para poder comprar más investigadores y material para el estudio.

28830062635_eab97c7219_z

10 dólares de entrada, de un máximo de 20. A medida que avance la infección recibiremos menos ayudas del gobierno.

El marcador de tasa de muerte, como es de suponer, se pondrá en la casilla de la izquierda, dejando mucho margen para ir subiendo.

28753947091_1ed9877e1b_z

Como veis, durante la fase OUTBREAK seguiremos recibiendo 2$ del Estado, que irán reduciéndose si progresa la enfermedad. Además, los números que hay dentro de la casilla (3-6 en la casilla 2) simbolizan la tirada que debemos superar con el dado para evitar la diseminación del patógeno.

Por último, pondremos cuatro proteínas en nuestra incubadora, elegidas al azar.

28725295802_417d78103e_z

Las proteínas, al igual que las moléculas, son muy descriptivas. El número que aparece en ellas nos permite saber cuantas copias de ellas hay en la reserva. Vale la pena recordar que todas las moléculas que se vayan descartando podrán estar boca arriba, para poder deducir qué nos queda en el pool y jugar con esa probabilidad.

Solo nos queda retirar cinco cartas al azar del mazo que incluye el equipamiento y el personal de laboratorio. Nuevamente, es una mecánica recurrida para darle variabilidad a las partidas.

¡Ya está todo listo para jugar!

La secuencia de juego, simplificada por no extenderme, es la siguiente:

1- FASE DE INFORME DE SITUACIÓN ACTUAL

Para empezar, debemos robar una carta del mazo de Informes de Situación. La carta debe leerse y seguir sus acciones de arriba a abajo.

28830071155_565ffa7024_z

La parte MUTATION nos habla de añadir nuevas moléculas alrededor de las que conforman al patógeno actual. La de LAB habla de posibles handicaps con nuestros investigadores, los tengamos o no en nuestra plantilla. Por último, la parte DEATHS son modificadores para la tirada de contención que haremos más adelante.

La carta, tras leer MUTATION y LAB, la dejaremos a un lado, puesto que en la fase 3 deberemos leer su zona inferior.

2- FASE DE ACCIONES

En esta fase compraremos proteínas que estén en la incubadora para poder descubrir moléculas y sus respectivos anticuerpos.

28546027790_d732e09725_z

Los precios de las proteínas son 0, 1, 2 y 4, de izquierda a derecha. Todas las proteínas que no compremos pasarán a ser descartadas.

De entrada, solamente podemos comprar 1 o 2 proteínas, aunque os avanzo que hay material de laboratorio para aumentar la cantidad. La de la izquierda es gratuita, como podéis ver, pero debemos elegir con cuidado y pagar lo que haga falta para completar las moléculas que tengamos a medias.

Las proteínas que compremos, irán directamente al área de vacunas:

28753945401_c7a429f7f5_z

En el ejemplo ya casi tenemos la molécula F, solamente nos falta la proteína roja de la que solo quedan 3 copias en la reserva, ya que una la tenemos ahí colocada.

Si completamos una molécula al completo habremos descubierto un anticuerpo por lo que podremos retirar las que coincidan con su letra en la estructura del patógeno, siempre que tenga 3 de sus 6 costados libres. De este modo, al inicio de la partida, podemos retirar cualquier molécula del anillo externo, pero nos será imposible, por ahora, quitar la molécula central que ha originado al agente infeccioso.

Además, cualquier molécula que retiremos de la estructura del patógeno dejará al descubierto una cifra que va del 2 al 6, representando la cantidad de dólares que nos reportará haber descubierto el anticuerpo. Las moléculas más céntricas nos darán un mayor beneficio. Como añadido, en el modo virus, ésta es nuestra principal fuente de ingresos, ya que el gobierno no nos ofrece su ayuda en este modo difícil.

Tras esto, podremos comprar investigadores o material para mejorar la eficiencia de nuestro trabajo.

28798761406_8a3a411e89_z

A la derecha tenemos ejemplos de investigadores que podemos contratar, mientras que a la izquierda tenemos maquinaria.

Recordemos que hay cinco cartas fuera del juego, ¡no esperéis a que salga vuestro científico preferido, puede que nunca aparezca!

Todas las cartas tienen un coste, que viene indicado en la carta, así como un efecto. Los científicos, por su lado, suelen tener unos beneficios con usos limitados y tienen el inconveniente de que pueden llevarse mal con otros investigadores, por lo que no trabajarán si tenemos a sus enemigos en nuestra plantilla.

28830074875_71f051c177_z

El precio, indicado en la esquina inferior derecha.

El equipamiento, por su parte, suele darnos una mejora que podremos usar cada turno. Desgraciadamente, no tendremos el éxito asegurado, y nos obliga a tirar un dado para ver si tenemos éxito.

28546043510_5b6be683c2_z

Como veis, el precio de Chemostat MKI es de 2$, si ya contamos con una, deberemos pagar 4$ pero ya no hará falta que tiremos dados al usarla. ¡Éxito asegurado!

Además, cada equipamiento tiene una segunda copia, que puede estar fuera de la partida o dentro del mazo. Si compráramos esa segunda unidad, ligeramente más cara que la primera, nos ofrece una mejora a la hora de poder conseguir el éxito cada vez que la usemos.

También quiero recordaros que no vale la pena comprar un arsenal de equipamiento, ya que solamente podremos usar una única máquina (o set de dos iguales) por turno. Como siempre, hay una excepción, y en este caso es poseer en tu plantilla a un investigador en concreto.

3- FASE DE CONTENCIÓN

Ahora nos toca leer la parte inferior de la carta de Informe que habíamos robado. En ella puede haber un modificador a la tirada que debemos realizar a continuación. La tirada nos servirá para determinar si la enfermedad se disemina por el mundo, o la tenemos controlada durante este turno. Para saber qué tirada nos ofrece el éxito debemos mirar de nuevo el marcador de tasa de muerte:

28753947091_1ed9877e1b_z

Como decíamos más arriba, al inicio de la partida nos sirven tiradas del 3 al 6. A eso debemos añadir los posibles modificadores del apartado DEATH de las cartas de Informe de situación.

¡Cuidado con el avance de la enfermedad, nos puede hacer perder financiación y la propia partida!

4- FASE DE LIMPIEZA

Para empezar, debemos retirar todas las proteínas de la incubadora y poner cuatro nuevas. Como veis, si aparece una proteína poco común, aunque sea cara, nos merece la pena pagar su precio, ya que puede que no la volvamos a ver hasta dentro de muchos turnos.

También repondremos las cartas para comprar equipamiento o contratar más personal, y pasaremos a recolectar nuestra financiación, si es que la enfermedad no se ha extendido demasiado.

La partida será ganada si eliminamos la última proteína que conforma al patógeno.

Por el contrario, podemos perder de diversas maneras:

  • Por miles de muertes, avanzando el marcador de tasa de muerte hasta la casilla de la derecha.
  • Por un patógeno inteligente, cuando se completan las 19 casillas hexagonales que conforman al patógeno.
  • Por no tener salida, cuando no quedan proteínas suficientes para reponer la incubadora por tenerlas colocadas en nuestra área de vacuna.

Por lo que podéis leer, tiene una secuencia moderadamente sencilla, pero la profundidad radica en las excepciones, las combinaciones de investigadores y equipamiento, y la estrategia que tomemos a la hora de ir descubriendo unos anticuerpos u otros.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Infection necesita poca mesa para el tablero, pero sí necesita recipientes para moléculas y proteínas.

28753944911_0b2bcee1a9_z

Por ello, y a falta de incluir unas bolsitas de tela para guardar las fichas, es un juego que requiere material adicional, ya sean cuencos o bolsas, pero algo que, desgraciadamente, no incluye la caja roja.


¿QUÉ ME PARECE?

Debemos leer esto en el contexto de que, personalmente, no tengo un gran bagaje en juegos solitarios. En este sentido, el desarrollo no es muy diferente al de muchos juegos cooperativos en el que los turnos y el efecto líder estén muy marcados. Sin ir más lejos, Healthy Heart Hospital es una experiencia muy similar: aunque podemos jugar varios jugadores, los turnos los organizamos como a nosotros nos apetezca y el efecto líder está muy presente. En resumen, creo que al igual que podemos llevar el hospital en solitario, también podemos jugar a Infection en pareja e intentar salvar el mundo con algún compañero. No está mal tomar decisiones a dos cabezas, aunque no sea la idea propuesta por Gibson.

Durante la primera toma de contacto, el juego transmite una sensación de puzzle abrumadora. Tenemos que seleccionar muy bien las proteínas de nuestra incubadora para poder aspirar a la victoria. Es un juego que se basa en elegir bien que proteínas nos permiten completar moléculas, y qué moléculas nos interesa ir descifrando del temible agente infeccioso al que nos enfrentamos.

26870741594_0c4d55836d_z

Aun con ese aire frío de rompecabezas, hay un hueco para el azar que puede darnos esa sensación de caos y descontrol, como en la propia naturaleza. La reserva de proteínas nos ofrecerá ejemplares al azar que pueden, o no, venirnos bien para nuestra investigación. De la misma manera, el hecho de robar cartas de Informe o los propios investigadores que vayan apareciendo, son ajenos a nuestra elección. Afortunadamente, me parece que el azar es contenido, permitiéndonos ganar en muchas de las ocasiones si gestionamos correctamente nuestras acciones. Además, genera suficiente variedad en las partidas para no quemar el juego de forma prematura.

Es un acierto que posea dos niveles de dificultad. El primero, sin ser sencillo, nos permite vislumbrar las mecánicas del juego y como ser eficientes en nuestros turnos. Una vez superado éste, podemos girar el tablero y sudar la gota gorda. En la cara viral del juego, las conformaciones de las distintas moléculas nos pondrán más complicado el ir descubriéndolas y, por lo tanto, nuestras probabilidades de ganar serán inferiores.Aunque he podido probarlo en contadas ocasiones, por lo que he podido leer, la gente que ha invertido muchas horas en él, no comenta que su dificultad sea precisamente baja. ¿No es un punto muy positivo en un juego solitario? Si lo completaramos con los ojos cerrados no tendría demasiada diversión.

Cabe destacar que el diseño puede tirar para atrás a muchos jugadores, siendo ciertamente frío. Las mecánicas tampoco son especialmente cálidas, haciendo algo ardua la primera partida. Tras ésta, cuando vemos los engranajes que mueven a la partida, notaréis que la partida coge ritmo y se transforma en algo más metódico, intentando completar moléculas en la mayor brevedad posible y superando los eventos que vayan aconteciendo.

En definitiva, Infection: Humanity’s Last Gasp es para mí el primer solitario que he podido catar con tranquilidad y en profundidad. Para aquellos que penséis que nunca vais a estar solos, permitidme que os recomiende probarlo en pareja, tomando decisiones en conjunto. En cualquiera de los dos casos, se trata de un gran puzzle en el que luchar contra las adversidades de los eventos y de las proteínas que vayan saliendo. Un juego con cierto azar y mucha táctica para poder descifrar la cura antes de que sea demasiado tarde.


PUNTOS POSITIVOS

  • Duración contenida: es un juego que cuando aprendes a jugarlo, puede ser jugado en media hora y llenar esos tiempos muertos en los que no tenemos compañía.
  • Rompecabezas: el juego, aunque ciertamente temático, es un puzzle en el que poner proteínas para completar moléculas, para encontrar la cura. ¡Es el resumen!
  • Dos dificultades: en un juego solitario se agradece la variedad adicional que ofrece un desafío aún más difícil que el juego básico.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Faltan componentes: la inclusión de dos bolsas para guardar las reservas que deben robarse al azar deberían venir incluidos en el juego.
  • No ha llegado al español: algo muy común hoy en día y que comparte con el resto de juegos de VPG. ¿Nadie se atreve a traducirlos?

Este juego ha sido cedido por Victory Point Games para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. John Gibson dice:

    Hi SergiNS,

    I’m John Gibson, designer of Infection; Humanity’s Last Gasp. I must say this was one the best review/walk throughs I have read for my game. You really got it!

    • SergiNS dice:

      What a lovely comment, John!
      I wish you liked the photoshooting too, the game deserves it.
      Be sure to share this little piece of opinion and disseminate your hapiness with VPG so we can keep talking about transoceanic designers like you.
      Yours,
      Sergi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: