Goblins en la mina

Una semana más os traemos un juego. En esta ocasión se trata del juego nacional Goblins en la mina.

34597729205_46f9bf8161_z

El juego ha sido codiseñado por los debutantes Lisi Franc y Alberto Gandía y cuenta con los colores y la simpatía del arte de David Ramon. Es un juego de 2 a 6 jugadores, enriqueciéndose a mayor cantidad de participantes, con una edad recomendada de 10 añitos y una duración de algo más de media hora.


¿DE QUÉ VA?

Si queremos optar a ser los más ricos del mundo debemos aprovisionar bien nuestra mina y elegir cuidadosamente a los goblins profesionales de nuestras filas. No debemos olvidar que hay más goblins ahí fuera y que nuestro almacén de lingotes puede ser asaltado por esos caraduras. ¡La vida del goblin es muy estresante!

En otras palabras, se trata de un juego de cartas de exploración con una interacción directa más que notable en el que iremos reclutando goblins y usándolos para explorar la mina inexplorada, o la de tus vecinos.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La pequeña pero repleta caja del juego contiene:

  • 40 goblins profesionales
  • 28 sucesos
  • 20 aposentos
  • 31 monstruos
  • 17 contratiempos
  • 12 brechas
  • 32 lingotes

El juego se basa exclusivamente en cartas, pero no son pocas las que encontraremos en su interior. Una bien aprovechada, de las que nos gustan a nosotros.

33787799083_42e818b786_z

El mazo de Goblins tiene un reverso que podrá ser usado durante la partida como goblins currantes.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para iniciar la partida, cada jugador empieza con cuatro cartas del mazo de Goblins.

En el juego habrá dos mazos bien diferenciados. Mientras que en el mazo de Goblins encontraremos Profesionales, Aposentos y Sucesos, en el mazo de Mina, que iremos explorando durante la partida, están los peligros y los tesoros: Monstruos, Contratiempos, Brechas y los brillantes Lingotes de oro.

La secuencia de juego es muy sencilla:

1- DESCANSO

En esta fase, que será inexistente en nuestro primer turno, debemos colocar en vertical a todos los goblins que hayamos usado en nuestro turno anterior para indicar que están listos para volver a ser usados.

2- APROVISIONAMIENTO

En esta fase robaremos dos cartas del mazo de Goblins. Recordemos que las del mazo de Mina se usarán para la fase de Minería, más adelante.

3- GENERACIÓN

Durante esta fase, cada jugador puede realizar tantas acciones como desee.

En esta fase los jugadores pueden bajar de su mano cualquier carta mostrando su reverso. El mazo de Goblins contiene currantes en su reverso, que son los trabajadores más abundantes de la mina. Podremos tener hasta tres currantes a la vez, sin tener que revelar el anverso de los mismos a nuestros rivales.

Los currantes sirven para ascenderlos a Profesionales. Para ello debemos bajar de nuestra mano un Profesional y descartar un currante, ya que éste habrá ascendido al nuevo y poderoso Profesional.

34597721375_abbe3b2eca_z

Todos los profesionales tienen habilidades ya sean ofensivas o de protección.

Los goblins también son necesarios para construir Aposentos. Los Aposentos nos otorgan beneficios permanentes en nuestra mina, como conseguir currantes cada turno de forma gratuita o dificultar las incursiones a nuestro hogar.

33787787593_583d9bb17b_z

Finalmente, los goblins son indispensables para atacar a tus vecinos o explorar la mina. Si no tenemos currantes descansados (con la carta vertical, sin estar girada) no podremos robar los lingotes ya sean de la mina o de nuestros rivales.

4- MINERÍA

En esta fase podemos intentar acumular lingotes para coronarnos ganadores. El propio juego te recomienda no realizar esta acción los primeros turnos, ya que no tendremos bien abastecidas nuestras filas.

Si decidimos explorar, debemos revelar del mazo de Mina tantas cartas como currantes no cansados tengamos en nuestro poder. Así pues, un máximo de tres cartas se revelarán en una exploración.

En este momento debemos separar las Brechas del resto de cartas. Las Brechas nos sirven para atacar a un rival, por lo que el resto de cartas reveladas no tendrán efecto.

33787792523_c9d178d315_z

Con esta carta podremos asaltar al tercer jugador de nuestra derecha.

Si por el contrario, preferimos explorar la mina debemos enfrentarnos a las cartas reveladas en el siguiente orden: MONSTRUOS – CONTRATIEMPOS – RIQUEZA

34556221556_d5f21e871c_z

En la trasera del manual se nos recuerda el orden de resolución de la Minería.

Para empezar, debemos superar a los monstruos que hayan podido ser revelados. Hay profesionales que simplemente ganan contra ciertos enemigos, pero si no pudiéramos vencerles debemos aplicar sus penalizaciones, que normalmente conllevan la pérdida de goblins o aposentos.

33787794553_b3aee499aa_z

Los monstruos pueden devorar currantes y profesionales.

Los contratiempos que puedan acontecer son eventos que nos intentarán desfavorecer. Resuélvelos antes de poder llegar al deseado oro.

33787790773_ce57867bc7_z

Finalmente podremos coger el lingote, o los lingotes si hemos corrido esa suerte, siempre que tengamos un currante descansado para cada lingote. ¡Ni los profesionales cargan lingotes ni un currante puede cargar más de un pesado lingote!

Usar las brechas y realizar incursiones puede ser la parte más complicada del juego. Una vez seleccionado el objetivo de nuestro ataque, según la indicación de la brecha, empezamos la incursión.

Para empezar, los profesionales de ambos bandos se encaran y se meten de tortas. Si hubiera Magos que invocaran, este será el primer evento de la pelea. Tras esto, uno a uno y empezando por el jugador defensor, se irán resolviendo los efectos de los distintos profesionales.

Tras esto ya quedará menos para llegar al oro. Antes de nada, el atacante cansará a un currante si el defensor posee una Muralla. Tras esto, el defensor cansa tantos currantes como currantes descansados tenga el atacante. Por cada currante que haya girado el defensor deberá cansar un currante el atacante. Si lo pensamos, pese a lo abstracto que pueda parecer, es un enfrentamiento que cansa a los goblins de ambos bandos. Finalmente, si el jugador atacante aún posee currantes descansados, éste podrá llevarse un lingote por goblin hasta vaciar las arcas del rival.

5- DESCARTE

A menos que tengamos algún profesional que diga lo contrario, los jugadores acabarán la ronda con solamente dos cartas en la mano, eliminando cualquier exceso. Pocas cartas para defendernos de los hostiles goblins que nos rodean.

Esto es todo. Una mecánica sencilla que solamente puede generar confusión con las incursiones y que, sobre la mesa, se verán resueltas con dos asaltos. El resto se basa en robar cartas y probar suerte. Risas aseguradas y lingotes que cambiarán de mano constantemente.

La partida se irá jugando en rondas consecutivas hasta que se llegue a los lingotes necesarios para finalizar la partida que vienen estipulados según el número de jugadores.

¡Quien consiga más de ese mineral amarillo será el ganador!


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

33787803973_55f1095a63_c

Goblins en la mina no tiene más que cartas, pero el espacio que usaremos no es escueto. Cada jugador necesita desplegar sus hasta seis goblins, entre currantes y profesionales, así como sus aposentos. Tras esto, en el centro de la mesa debemos dejar un espacio para los mazos, los descartes, y una zona donde revelar las cartas de Mina durante la exploración.


¿QUÉ ME PARECE?

Goblins en la mina es un filler distendido, cruel y con interacción.

No nos engañemos, aunque el juego nos permita establecer una estrategia en cuanto a qué especialistas vamos a colocar en nuestra mina, el azar reina durante toda la partida. No solo en lo que nos irá tocando para poder mejorar nuestras instalaciones y séquito, sino que en el propio mazo de mina la suerte marcará una gran diferencia.

34467235931_a9bfa88699_z

Los sucesos ofrecen habilidades que pueden afectar a tus compañeros sin que se lo vean venir.

Tenemos que saber a lo que nos exponemos y así podremos disfrutar de la propuesta. Personalmente me transmitió la crueldad del Munchkin. Pese a que aquí no solo vayamos robando cartas y bajando equipo sin ton ni son como pasa en el juego mazmorrero más cómico del panorama, sí que podemos ver como pasamos de la casi victoria al fracaso absoluto en una ronda de juego.

34556220476_c65be60cb5_z

Es un juego fresco y ligero, que pretende que los turnos sean amenos. No deja margen para el análisis parálisis, y eso se agradece, acorde a su espíritu filler. El único elemento que cuesta comprender hasta llevarlo a cabo en un par de ocasiones es el paso final en las incursiones a minas rivales, cuando nuestros currantes y los del defensor deben ser cansados. El resto está ideado para no suscitar ninguna duda y poder disfrutar de la experiencia, el pique sano y las risas que nos surgirán durante el desarrollo.

Goblins en la mina se enriquece enormemente de un mayor número de jugadores. A mayor cantidad de participantes habrá más oportunidades de atacar a tus vecinos y robarles el oro. Al fin y al cabo, uno de sus puntos fuertes es esa interacción directa y tan rentable, ya que en una visita exitosa podemos llevarnos varios lingotes. A diferencia de las exploraciones en el mazo de mina, cuando asaltamos a nuestros rivales sabemos perfectamente a lo que nos exponemos, sin contar los eventos que pueda tener en su mano.

No debemos olvidar que se trata de un juego solidario. Ayudar Jugando es un proyecto con unas honradas intenciones y, por el momento, unos grandes resultados en su búsqueda de ayudar a los jóvenes más desfavorecidos. Es un detalle que el 10% los beneficios de este proyecto de Verkami hayan ido a esta ONG.

Así pues, si queréis un juego rápido, imprevisible, interactivo y ameno, podéis pensar en Goblins en la mina. Un juego que acepta hasta un sexto jugador y no tiene una duración excesiva, lo que lo convierte en una buena opción de sobremesa. Un arte simpático y mecánicas sencillas para que incluso los más jóvenes de la casa se echen unas risas y roben lingotes a sus contrincantes. Un proyecto fresco y solidario, ¿qué más se puede pedir?


PUNTOS POSITIVOS

  • Juego colorido y divertido: es un juego ameno y poco complejo, especialmente pensado para que las risas predominen sobre la sesudez
  • Solidario: aunque el juego nos haya gustado, vale mencionar aparte la recaudación con fines solidarios del mismo.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Azar por doquier: el juego está basado en el robo de cartas y eso conlleva azar de forma implícita. Si sabéis reíros de vuestra mala suerte a la hora de robar y que solo aparezcan monstruos, puede que no os moleste.

Este juego ha sido cedido por su editorial para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: