Impresiones de Wibbell++

Hoy no hablamos de un juego, sino de un sistema, basado en cartas con letras y patrones en los bordes. Se trata de Wibbell++.

Esta baraja de cartas ha sido pensada por Bez Shahriari, en colaboración con otros diseñadores como David Brain, Aaron Reading, Andrew Dennison o Daniel Barker. El escueto y simple diseño gráfico también ha sido diseñado por Behrooz. Dentro de la caja encontramos juegos de que engloban propuestas cooperativas, otras competitivas, con distintas mecánicas y que pueden ser jugadas de 2 a 7 jugadores, dependiendo del  título.


¿DE QUÉ VA?

Wibbell++ no es un juego, sino una baraja de cartas que permite crear un ecosistema para distintos juegos. Haciendo uso de letras y patrones en el marco de las cartas, la baraja de Bez nos permite jugar a distintos y sencillos juegos, muy encarados al ámbito familiar y festivo y basándose especialmente en la creación de palabras.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El contenido de la minimalista y humilde caja es:

  • 48 cartas con un sistema de letras y patrones en los bordes de las que hablaremos a continuación.
  • Las reglas de cinco juegos impresas sobre cartas.
  • Reglas en formato prospecto en las que se especifica la anatomía de las cartas, un listado completo de las mismas y algo de trasfondo de la creación del sistema de juego.

Todo ello viene en una sencilla caja que no llama mucho la atención pero que permite al producto tener un PVP muy asequible. Al tratarse de un sistema de juego, los cinco juegos incluidos son solo parte del valor de Wibbell++, el cual ya cuenta, como veréis más adelante, de otros títulos jugables que podremos descargar desde la web que Bez mantiene activa.


¿CÓMO SE JUEGA?

Como cada juego de los cinco incluidos ofrece unas reglas distintas, vamos a desgranar la anatomía de las cartas que Bez ha ideado para poder intuir por donde van los tiros de todo lo que pueda ser creado usando este medio centenar de cartas.

Cada una de las cartas cuenta con dos letras. Estas vienen dibujadas en el centro de la carta, así como en las esquinas superiores.

Cada una de las letras superiores aparece en exactamente seis cartas distintas. Las letras inferiores, por el contrario, son menos abundantes y varían en su frecuencia. El valor de las esquinas inferiores nos marca la cantidad de cartas que contienen esa letra inferior.

Por ejemplo, aunque la R aparezca en seis cartas, la B solo aparece en cuatro de las 48 que componen el mazo.

Dejando de lado las letras, las cuales han sido adecuadas en proporciones al vocabulario de la lengua de Shakespeare pero que pronto os contaremos como ajustar a la de Cervantes, las cartas también incluyen patrones en sus bordes:

En el juego encontramos seis patrones distintos que se ven dibujados en el marco completo de la carta. Cada uno de ellos aparece en ocho cartas y nos permite jugar a otro tipo de juegos en el que las asociaciones sean más importantes que, por ejemplo, las letras, como en Grabbell.

Con este diseño tenemos el sistema para la creación de multitud de proyectos. Aunque no queremos entrar en detalle de todos, os explicamos, como ejemplo, como jugar a Wibbell el título que da nombre al sistema y que hace uso exclusivo de las letras que aparecen en las cartas, en el que la velocidad es indispensable para ganar.

WIBBELL
(20 minutos. 4-7 jugadores)

Para jugar a Wibbell solamente tenemos que revelar dos cartas en el centro de la mesa.  En cuanto éstas sean reveladas los jugadores deben pensar una palabra que incluya, al menos, una letra de cada una de las cartas. ¡Piensa rápido y grita la palabra en cuanto la sepas!

En cuanto un jugador diga una palabra correcta, éste deberá coger una de esas dos cartas y colocarla frente a él. Tras esto, revela una nueva carta para que vuelva a haber dos en el centro. Ahora repetiremos el proceso pero cada jugador que posea cartas deberá formar palabras no solo con una letra de cada carta del centro, sino también con cada una de las que ya posea.

Las rondas se repiten hasta que alguien consiga su cuarta carta. En ese momento todos los jugadores cogen las cartas de su área de juego y las apilan boca abajo. ¡Volvemos a estar limpios de handicaps!

El juego prosigue hasta que alguien se lleve la penúltima carta del mazo, consiguiendo también la última como recompensa.

Llegados a ese punto solo tenemos que contar cuantas cartas poseemos para saber nuestra puntuación. El jugador con más cartas será el ganador.

El resto de proyectos no tienen muchas más reglas, siendo éstos más encarados a entornos festivos y que no se excedan en duración. En la UK Games Expo del año pasado nos entretuvimos mucho jugando a Grabbell, un proyecto que no depende del idioma ya que usa las letras como meros símbolos.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Os dejamos un ejemplo de la mínima y veloz preparación antes de una partida de Wibbell, el juego más interesante del sistema.

Recuerda que si quieres adecuar este juego a nuestro idioma tienes unas recomendaciones del propio autor.


¿QUÉ NOS PARECE?

Como ya nos pasaba con Green Box of Games (aquí su reseña) o el clásico Decktet, los sistemas de juegos nos parecen un interesante añadido al mundo lúdico que, para aquellos que tienen pretensiones creativas, puedan expresarse y desarrollar sus ideas sin tener que empezar desde cero. Con Wibbell++ y a diferencia del clásico Decktet, aquí nos alejamos de las bazas, que siguen existiendo, pero le damos más importancia a las letras, algo que permite desarrollar otro tipo de juegos.

Nada más abrir la pequeña caja ya tenemos cinco juegos dentro a los que jugar. Desde el storytelling hasta la formación de palabras a la velocidad de la luz, es una selección variada y, sin ser inmensa, nos permite entrar en calor y disfrutar de una baraja sencilla pero que, sin entrar en su web, ya ofrece diversión para rato. Lo interesante de esto es que Bez prometió seguir añadiendo juegos en la web del juego, algo que está manteniendo y que hace que mantenga vivo el sistema, ofreciendo una mayor variedad de juegos que hacen que el valor de Wibbell++ sea mayor de lo que podríamos imaginar. Según el editor, su idea es añadir un juego al año hasta que su cabeza lo permita o su carrera finalice. Por ahora ya tenemos en su web más de una docena de juegos, algunos de otros autores y otros pendientes de ajustes, pero nos parece que es material suficiente para no aburrirnos.

Seguro que muchos ya estáis pensando en la adaptación del juego a nuestro idioma, dado que el uso de las letras en nuestra lengua es suficientemente diferente al inglés, haciendo que el juego pueda perder fuelle si jugamos en castellano. Si no queréis ajustar las cartas y pretendéis disfrutar del juego tal cual viene, debéis tener en cuenta que las Ks y las Ws del mazo nos van a molestar en todos los juegos de palabras, aunque no generan demasiados problemas con juegos como Grabbell, Faybell o Alphabetickell. Es por eso que Bez nos propuso retirar las siguientes cartas específicamente para Wibbell:

  • NF
  • RH
  • NH
  • SH
  • TH
  • EK
  • IY
  • RW
  • AW
  • EW

Quitando esas 10 cartas retiraremos las Ks y Ws y bajamos la cantidad de Hs, una letra mucho más usada en el vocabulario inglés.

Para otros juegos como Phrasell o Coupell, siendo éste último un juego cooperativo añadido posteriormente a la web, también nos recomienda eliminar las cartas TC y TG de modo que las cartas sean múltiples de tres pero haciendo que las puntuaciones en Coupell sean inferiores a las que obtendríamos con el mazo completo, por lo que no nos sirve para compararnos con nuestros amigos jugones ingleses.

Sin duda estos apaños son algo que incomoda, haciendo que la baraja se vea reducida en tamaño tras quitar las cartas correspondientes. Aunque nos parece suficiente detalle por parte del diseñador, sí que pensamos que el proyecto merece una edición en español, con un conjunto de letras más adecuado. Este proceso de conversión no debería ser demasiado complicado, pero por el momento no hay planes de una baraja específica para el español. ¿Quién se atreve?

En cuanto al diseño gráfico, aunque es claro y poco distractor, echamos de menos algo más de color. Solo un sombreado en rojo decora el reverso de las cartas, haciendo que el juego luzca poco en mesa y desaprovechando el uso de los colores asociados a las letras, algo que podría permitir asociaciones que ayuden a los más pequeños a entrar al sistema.

En definitiva, es difícil no recomendar este Wibbell++. Un mazo con cinco juegos impresos en la propia caja pero con mucho más material disponible en una web que sigue activa. Pese a que se base en la construcción de palabras, algo que requiere un ajuste para que se adapte a nuestro vocabulario, sigue siendo funcional y muy disfrutable, con un repertorio que va desde lo competitivo a lo cooperativo, desde los juegos de velocidad a los storytelling. Bajo un diseño bastante austero, algo que suele ser marca de la casa para los juegos de Bez, encontramos un mazo que, por su precio, va a ofrecer suficientes risas como para no poder recomendar llevarlo en el bolsillo pequeño de tu mochila de juegos.

Este juego ha sido cedido por Stuff by Bez para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: