Impresiones de Android Netrunner

Esta semana, y tras mucho tiempo esperando por mi parte, os traigo unas impresiones acerca de Android Netrunner, un juego de Richard Garfield (conocido por Magic: The Gathering y King of Tokyo) y publicado por FFG. EDGE Entertainment nos ofrece este título  para dos jugadores en nuestro país en perfecto español.

30581212370_12bcf98bb8_b

Esta pueda que sea la entrada que más tiempo llevo escribiendo, pero ni por esas puedo llamarla una «reseña» ya que el juego tiene demasiado detrás que es imposible de valorar si eres un mero espectador que ha jugado de forma esporádica. Y es que un Living Card Game no es un juego que compras, lees, pruebas y añades a la estantería. Por su parte, un LCG solo puede ser disfrutado si no permites que se te olviden las reglas, si conoces las cartas y si no le dejas coger ni una mota de polvo. En definitiva, los juegos de cartas coleccionables necesitan una mayor inversión de tiempo para verlos brillar.


¿DE QUÉ VA?

En Android Netrunner cada uno de los dos jugadores tomará un rol completamente distinto. Uno de ellos formará parte de una Corporación, por lo que deberá ir desarrollando servidores y llevar a cabo capitalistas planes. Por su parte, el Runner es un hacker que intentará acceder de forma ilegal y peligrosa a los servidores de esa gran empresa y, con suerte, poder tergiversar esos planes antes de que sea demasiado tarde. Todo este periplo está inspirado en un mundo futurista cyberpunk muy cuidado gracias a las detalladas ilustraciones de varios artistas.

Y con estas líneas ya vemos la principal maravilla del juego: su asimetría. Sí, hay muchos juegos asimétricos en la actualidad, pero pocos LCGs tienen tal diferenciación entre el modo de juego de uno y otro bando, donde ni los turnos ni el despliegue sobre la mesa se asemeja al del rival. Además, como ya veremos a continuación, otra gran baza de este juego es que se necesita engañar al rival, farolear y leer su estrategia. De ese modo, el Runner hackeará aquellos servidores que nosotros le hagamos creer que tienen planes, por ejemplo, para hacerle caer en nuestra trampa.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La Caja Básica incluye lo siguiente:

  • 134 cartas de Corporación, divididas en cuatro facciones y cartas comunes.
  • 114 cartas de Runner, en este caso con tres facciones y cartas comunes.
  • 2 cartas de medidor de clics, una por rol de jugador.
  • 2 cartas de referencia.
  • 59 fichas de crédito/avance.
  • 6 fichas de daño cerebral.
  • 12 fichas de mala publicidad/marca.
  • 2 fichas para medir los clics.
  • 23 fichas genéricas.

Los componentes, como era de esperar en FFG, tienen una calidad excelente con unos colores vivos y un grosor de cartas notable que aguantarán sin problema ser barajadas eternas veces. El poco cartón que contiene, por su parte, también es del grosor que vemos en otros juegos como Eldritch Horror.

Más allá de la caja básica, tenemos hasta seis ciclos que contienen distintos Data Packs con más cartas. Adicionalmente, se han lanzado cuatro expansiones Deluxe que incluyen varias copias de cartas centrándose en dos facciones, una de cada bando, en cada una de las entregas. En definitiva, no faltan cartas para ampliar la experiencia para quien se aburra del básico, aunque si eres coleccionista puede tirarte para atrás tanto contenido. Debemos recordar que el juego fue publicado en 2012 y el contenido adicional ha sido lanzado progresivamente.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para jugar a Netrunner debemos pactar quién tomará el rol de cada uno de los bandos. Tras saber quién hará de hacker y quien de magnate de la Corporación, debemos construir un mazo. Vale, si no queréis construir un mazo o en vuestras primeras partidas, tenéis la opción de elegir un mazo prediseñado para empezar a jugar de forma temprana. Así, tras conocer las cartas y la estrategia que suele llevar el bando que hayas elegido, podremos mejorarlo insertando nuevas cartas al mazo para personalizar nuestra experiencia.

En Android: Netrunner la partida es completamente asimétrica, es decir, la experiencia de un bando y del otro serán completamente distintas. Las cartas son distintas, sus funciones también. La manera de puntuar es distinta y nuestros objetivos, por lo tanto, varían dependiendo del lado del que juguemos. La Corporación querrá llevar a cabo sus planes y el Runner acceder a ellos y desmontar sus intenciones.

Aun así, el juego se jugará en turnos. En cada turno, los jugadores usarán acciones, llamadas clicks para ambientar el tema, para robar cartas o usarlas.

31034372985_2938d7c263_z

Marcador de Clicks de la Corporación.

CORPORACIÓN

Sobre la mesa, y temáticamente, la Corporación tiene una carta de Identidad que identifica qué facción representamos, formando parte del servidor central. A los lados iremos colocando cartas que pasaran a formar servidores remotos. Cada uno de los servidores pueden ser protegidos por hielos, que colocaremos delante de cada una de las cartas, incluida la de identidad, para protegerlas de incursiones del Runner. Los hielos son escudos que deberá superar el hacker para poder acceder a la carta que haya detrás, que puede ser un plan o una trampa.

El turno de la Corporación empieza robando una carta de su mazo. Debemos tener en cuenta que para la Corporación, el juego va en contrarreloj puesto que si no puede robar por haberse agotado su mazo, pierde la partida.

30998567696_e616bc6d4e_z

Tras esto, puede realizar 3 acciones (clicks) de entre las siguientes opciones:

  • Robar una nueva carta.
  • Ganar 1 Crédito.
  • Instalar un plan, ventaja, mejora o hielo. Los planes son la fuente de puntos de victoria, por lo que, boca abajo, las debemos bajar y completar, usando créditos, antes de que el Runner entre y los haga suyos. Ésta es la fuente del engaño y los faroles, intentando proteger los planes y colocar ventajas en su lugar como cebo.
  • Jugar una operación: algo similar a una carta de evento.
  • Avanzar una carta: podemos pagar 1 crédito y gastar un click para añadir contadores a una carta. Los planes requieren ser avanzados para poder ser puntuados.
  • Destruir un recurso del Runner: si tenemos marcado al Runner, gastando el click y 2 créditos podemos romper algún recurso, limitando su capacidad de incursión.
  • Purgar contadores de virus: si el hacker nos ha infectado con virus, podemos pagar 3 clicks, lo cual es un turno completo, para quitar todos los marcadores de virus que tengamos alojados.

Eso es todo en cuanto al jugador de la Corporación. Tras haber probado las facciones, quisiera dejar aquí mis sensaciones y sus distintas estrategias de cada una de ellas.

30998576116_d977c440ce_z

Las distintas facciones de la Corporación.

HAAS-BIOROID: La facción cuenta con hielos muy potentes que a menudo obligan al Runner a gastar clicks si no logran superarlos, por lo que solemos colocar varios hielos sobre un mismo servidor. Cuenta con varias cartas que sirven para destruir componentes del Runner y entorpecer su equipación.

JINTEKI: Esta facción es la mejor en el engaño, con muchas trampas y hielos menos potentes. Suele jugarse más en horizontal, abriendo nuevos servidores. También suele dañar al Runner, por lo que le obliga a descartarse cartas de la mano.

NBN: Los más veloces del lugar. Suelen completar planes muy rápidamente, por lo que el Runner no tiene demasiado tiempo para atacar. Suelen marcar al Runner, con lo que también suelen destruir recursos.

WEYLAND CONSORTIUM: Tienen el poder adquisitivo definitivo. Suelen usar hielos que obligan al Runner a parar su incursión si no los supera. Algo agresivo, incluso para ellos, con Mala Publicidad, que abarata las incursiones del hacker.

RUNNER 

Los Runners representan a hackers que quieren entrar dentro de los servidores de las grandes y destructivas Corporaciones. Con sus potentes ordenadores intentan superar las defensas de sus archivos, los Hielos, para llegar a descubrir poderosos planes o tenebrosas trampas.

El Runner, por su parte, tiene 4 clicks para su turno, pero no empieza robando una carta. En otras palabras, mientras que la Corporación tiene siempre una acción asignada a robar una carta del mazo, lo cual hace que deba intentar llevar a cabo sus planes antes de que se agoten sus cartas de robo, el hacker tiene un poco más de libertad o, si más no, flexibilidad en su toma de decisiones.

El Runner tiene las siguientes opciones para usar sus clicks:

  • Robar una carta de su mazo.
  • Ganar un Crédito para gastar más adelante.
30998565866_4133a84e01_z

Marcadores de Créditos, la moneda del juego.

  • Instalar un programa, recurso o hardware. El área de juego del hacker suele contar con diferentes filas que simbolizan un ordenador. Los Programas, por su parte, deben pagarse para ser jugados y nunca pueden superar las Unidades de Memoria (UM), que simbolizan la RAM de nuestro ordenador, que tengamos disponibles.
  • Jugar una carta de evento de nuestra mano y descartarla.
  • Pagar 1 click y 2 Créditos para quitarnos una Marca. Recordemos que un Runner marcado puede sufrir ataques de la Corporación que destrocen sus recursos.
  • Lanzar una incursión. Las incursiones son ataques directos a cada uno de los servidores del rival, ya sea su Central o Servidores Remotos. En resumidas cuentas, es una acción que nos permite acceder, y de ese modo desvelar, la carta que se esconde tras las cartas de hielo que puedan proteger ese plan. El Runner debe ir superando cada Hielo con sus Rompehielos con un simple sistema de tipos (barrera, centineta, puerta de código o trampa). De este modo, necesitamos Rompehielos que puedan derrotar las subrutinas que tienen los Hielos del magnate. Tras vencer un Hielo, el Runner puede decidir abortar su incursión o seguir revelando la siguiente amenaza en su camino. ¡No debemos olvidar que detrás de los Hielos puede haber incluso una trampa perjudicial para nuestra victoria!
  • Activar una capacidad de una carta que requiera un click para ser usada.

30892043392_259e1c9bf9_z

ANARQUISTAS: Un bando poderoso que suele jugar de forma agresiva, rompiendo hielos y haciendo disminuir el mazo de la Corporación.

DELINCUENTES: Son los hackers más ricos del juego. Suelen tener rompehielos de elevado coste. Por su parte, son impredecibles y suelen acceder a la mano de la Corporación.

MOLDEADORES: Una facción muy balanceada y estable. Tiene unos rompehielos potentes y seguros con una economía suficiente para tener créditos en la cartera.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

El juego irá ocupando mayor área a medida que progrese la partida. Mientras que el jugador de la Corporación se expandirá a lo ancho, el Runner puede jugar en un espacio, habitualmente, más contenido. En esta ocasión os muestro la imagen del manual que es muy gráfica y viene con todas las zonas detalladas:

captura


¿QUÉ ME PARECE?

Siempre he sido reacio a los LCGs. Me cuesta, con una ludoteca tan amplia y la imperiosa necesidad de ir probando cosas nuevas para traerlas a este pequeño blog, invertir el tiempo que se necesita para poder exprimir todo su jugo. Finalmente, me quedé con dos LCGs que me atraían de sobremanera. En cuanto a Android Netrunner me encantó por ser competitivo y asimétrico. Su asimetría hacía que cuando jugara con mi pareja no nos peleáramos por las mismas cartas, ya que cada uno toma un rol que imposibilita usar cartas del rol contrario. Eso limitaría que acabaramos adquiriendo copias repetidas de alguna entrega como puede acabar pasando con otros LCGs como Juego de Tronos. Vale, ya tenía un juego competitivo y muy TOP en la lista de la BGG. Solo me queda contaros que, por una razón similar al hecho de adquirir muchas expansiones para mejorar los mazos, me quedé muy expectante con un LCG cooperativo. Actualmente, me hubiera ido de cabeza a por el del Señor de los Anillos. Éste, tiene unas mecánicas sencillas en forma de misiones y puede ser disfrutado en pareja de una forma cómoda, pero…¡Lovecraft! Tras anunciar que La llamada de Cthulhu ya no tendría más material en el futuro, FFG va y nos presenta uno nuevo inspirado en los Mitos: Arkham Horror, el juego de cartas. Así, como buenos seguidores de los Primigenios interdimensionales, esperamos con ansias probar esta  nueva entrega que distribuirá EDGE.

Otra razón de peso es Richard Garfield. El autor de este juego, sin desmerecer al resto de creadores de juegos de cartas, es uno de los diseñadores de juegos de cartas más potentes del planeta, sobre todo si hablamos de juegos de enfrentamiento, sobre todo si le permitimos crear un sistema expandible hasta la saciedad. Y es que Garfield es el creador de uno de los juegos de cartas que todos hemos tenido en nuestras manos durante la adolescencia (y puede que no lo hayáis soltado aun): las Magic. Con un planteamiento más sencillo en cuanto a reglas, Magic: el Encuentro es otro juego en el que nos enfrentamos a un rival con un mazo de cartas creado a partir de un pool inmensamente gigante. Si desde 1993 el juego sigue haciendo ruido es porque sus cimientos están bien establecidos, son firmes, y no se toman a la ligera las cartas que van expandiendo un universo tan amplio y variopinto como el de Magic. Solo tres años después, en 1996, lanzó Netrunner, el juego original en el que se inspira el renovado juego que hoy nos ocupa, del que el creador dice estar tan orgulloso por considerarlo «su mejor diseño». ¿Cómo no iba a serlo si tiene esa sensación tan distinta jugar con un bando o con otro y además incluye faroleo?

30920348401_fe4e2c8d6b_z

Cuando llegó el juego me llevé las manos a la cabeza. La caja básica tenía chicha suficiente. Y es que ese es otro de los problemas de muchos LCGs. En algunas ocasiones nos encontramos con cajas que cumplen con su prometido: ser básicas. Por su parte, en Android Netrunner ya contamos con cuatro facciones para las Corporaciones y tres para los Runners. Sobre el papel, ya podéis intuir que, solamente para probar y dominar los mazos iniciales, ya requeriremos echarle un buen puñado de partidas. Y no hablo de dominar las facciones, sino empezar a intuir a qué se enfoca cada una de ellas y qué estrategias son las más comunes en las cartas de su facción.

Como no podía ser de otra manera, uno de los puntos fuertes de los juegos de cartas coleccionables competitivos es que tenemos que trabajar duro antes de jugar. Parte de nuestro trabajo es pensar una estrategia y construir un mazo para poder llevarla a cabo durante la partida. ¡No es tan fácil como sentarse y jugar si queréis tener oportunidades de ganar! Por otra parte, es una de las razones por las que intentaba no entrar en este tipo de juegos, ya que requiere tiempo, conocimiento del inmenso abanico de cartas y expansiones que se nos ofrecen, y conocer a nuestro posible rival. Dicho sea de paso, la oferta que nos ofrece la caja básica es suficiente para saborear y vislumbrar los distintos modos de juego que tienen las Megacorporaciones y los Runners, como dijimos anteriormente. Si tras esto queréis mejorar vuestra baraja de una de las facciones, tenemos muchísimos recursos online que pueden ayudarnos en una tarea que, inicialmente al menos, es ardua y difícil. Por ejemplo, Jinteki.net es una de las facciones y también una base de datos con cartas y sugerencias de mazos que cuenta con su propia plataforma de juego online, así como Androidnetrunnerdb.com entre otras páginas web. No es extraño ver que, con la popularidad del juego, se hayan ido creando herramientas online, incluso aplicaciones móviles para ver las distintas cartas, que ya asciende a 2.000 cartas distintas, que no es moco de pavo.

30920350821_e339181287_z

Marcadores genéricos para el uso de habilidades.

Por todo esto, y con unas cuantas partidas a la espalda, puedo tener una opinión algo clara acerca de este ya clásico juego de cartas. Lo primero es recordaros que es un juego de cartas coleccionables, es un juego que requiere poca inversión inicial y mucho desembolso si somos, además de jugones, coleccionistas. Pero, una vez superada la idea de que «si lo queremos todo tendremos que hipotecarnos un poco», puede que os encontréis ante el mejor LCG competitivo. Muchos pensaréis que es una afirmación arriesgada, ya que la temática puede ser muy subjetiva, y no os falta razón. Pero si queréis un juego que ofrezca duelos interesantes, algo de engaño y faroles por doquier, y con dos modos de ser jugado de forma radicalmente distinta, Android Netrunner no puede fallaros. Por si no tuvierais razones suficientes, y como ya hemos ido comentando durante la entrada, nos encontramos con lo que puede que sea la caja básica más completa del mercado. En resumen, si queréis mojaros los pies en las cartas coleccionables como pretendía hacer yo, tenéis un juego que no os cojeará con una sola copia de caja básica y os permitirá ir jugando al ritmo que queráis, ya que se disfruta mucho sin necesidad de conocer las 2000 cartas que hay en la actualidad. Como complemento perfecto, yo estoy contando las horas para probar Arkham Horror: el juego de cartas, que puede que sea una perfecta opción en cuanto a cooperativo coleccionable.

Como novedad, quisiera adelantaros que se acaba de presentar una expansión del juego con una mecánica legacy. De este modo, tras años de desarrollo, se presenta material adicional con pegatinas y otros componentes con los que llevar a cabo modificaciones en el juego de forma permanente. Por supuesto, Terminal Directive, será distribuido en nuestro país por EDGE Entertainment.

adn42_box_left


Este juego ha sido cedido por EDGE Entertainment para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 25 noviembre, 2016

    […] Impresiones de Android Netrunner 16 noviembre, 2016 […]

  2. 19 febrero, 2018

    […] de las cartas que podamos o no tener en nuestra mano actual en cualquier juego de cartas como Android: Netrunner. En los Mage Wars las sinergias entre cartas y los posibles combos se pueden idear y previsualizar […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: