Reseña de Pandemic: Respuesta Rápida

Hoy os hablamos de la nueva entrega de la saga Pandemic. En este caso, os hablaremos de Respuesta Rápida, su propuesta en tiempo real.

El título ha sido diseñado por Kane Klenko (Flatline) y cuenta con las ilustraciones de Atha Kanaani (ilustrador de otros Pandemic como Reign of Cthulhu o Iberia). Es un juego que permite de 2 a 4 jugadores, con una duración de tan solo 20 minutos y una edad mínima recomendada de solo 8 años, encarándose al público más familiar.


¿DE QUÉ VA?

Diversas ciudades del mundo corren peligro por alertas biológicas. Parece que brotes epidémicos podrían aparecer si no actuamos con celeridad. Por suerte, no solo tenemos el material y los recursos que nos solicitan, sino que también tenemos un avión que nos permite movernos a las ciudades más necesitadas. ¡Corre, no hay tiempo que perder!

En otras palabras, Respuesta Rápida es un juego cooperativo de gestión de dados en tiempo real que nos pone en la piel de científicos que pretenden ofrecer suministros a las ciudades necesitadas. Sin pausa alguna, el juego potencia la necesidad de lanzar dados a toda velocidad, donde la gestión es importante pero no más relevante que la velocidad de nuestros actos.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La colorida caja contiene:

  • 24 dados, seis para cada uno de los posibles jugadores.
  • 4 peones, uno por jugador.
  • 20 cajas de suministros, cuatro de cada uno de los cinco tipos.
  • Un avión con su peana.
  • 24 cartas de ciudad.
  • 7 cartas de personaje.
  • 4 cartas de referencias rápidas.
  • 15 cartas de crisis.
  • Un tablero de avión, de forma rectangular.
  • Un reloj de arena de 2 minutos.
  • 9 fichas de tiempo.
  • Un indicador de residuos.

Cabe destacar que todos los componentes de plástico tienen un acabado brillante que le da un toque muy resultón, junto con unos dados personalizados de esas mismas características. A nivel de producción nos parece un producto redondo que desprende calidad al tacto, nada raro viniendo de ZMAN.


¿CÓMO SE JUEGA?

El objetivo en este juego es abastecer a las ciudades necesitadas antes de que nos quedemos, literalmente, sin tiempo en el reloj.

La partida se puede preparar a distintos niveles de dificultad y, adicionalmente, añadir cartas de Crisis si así se desea, de las que os hablaremos al final. La cantidad de ciudades iniciales descubiertas y el mazo de ciudades a rescatar marcarán ese nivel de dificultad que, dicho sea de paso, tiende a ser bajo.

Los jugadores toman su peón y seis dados. Reciben un personaje, que pueden elegir o tomar al azar. Estos personajes nos indican nuestra sala inicial y una habilidad única que solo nosotros podremos llevar a cabo. ¡Ya estamos listos para empezar!

Para salvar las ciudades deberemos mover nuestro avión y preparar los distintos suministros necesarios, sin excedernos en producción de residuos. Todo ello se hará en tiempo real, aunque cada jugador lleva a cabo su turno antes de que el siguiente pueda empezar a jugar.

¡Dale la vuelta al reloj que la partida ha empezado!

En Pandemic: Respuesta Rápida nos movemos por un avión con siete salas distintas, conectadas por puertas abiertas. Para realizar a cabo cualquier acción, los jugadores deben consumir dados. Inicialmente lanzarán sus seis dados y, en cualquier momento de su turno, podrán relanzar la cantidad que deseen de sus dados sin usar para relanzar hasta un máximo de dos veces adicionales.

Debemos conocer las caras de los dados, idénticas para cada uno de nuestros cubos plásticos, si queremos tomar decisiones de la forma más rápida posible.

Encontramos cinco caras con los cinco suministros del juego, que de izquierda a derecha muestran: vacunas, primeros auxilios, comida, energía y agua. La sexta cara es un avión, con el que podremos viajar. Tened en cuenta el detalle de que tres de las seis caras cuentan con su icono dentro de un círculo, cosa que tendrá relevancia para los residuos.

Las acciones disponibles para los jugadores son las siguientes:

MOVER

Gastando un dado cualquiera, los jugadores pueden moverse a una habitación adyacente a la actual. No importa la cara del dado, pero debes consumir uno de ellos para desplazarte.

Un personaje, por ejemplo, nos permite movernos una habitación adicional. ¡Ya os hacéis a la idea de lo interesante que puede ser usar adecuadamente tu personaje!

VIAJAR

Consumiendo un dado con la cara del avión morado, podremos mover la peana de nuestro avión a una casilla adyacente alrededor del tablero. De esta manera podremos ir desplazándonos a distintas ciudades, buscando aquellas que contengan una carta, ya que nuestro objetivo es ir cumpliendo los requisitos de estas ciudades.

Riad nos pide tres primeros auxilios y una energía .En cuanto tengamos los suministros, si el avión está en esta ciudad, podremos completar la entrega y dar un paso hacia la victoria.

ASIGNAR DADOS

En cada una de las habitaciones encontramos lugares donde colocar los dados.

Hay cinco salas para los suministros. Cada sala nos permite asignar dados de la cara correspondiente para poder ganar cubos de ese color que, más adelante, podremos desplegar en las ciudades que lo necesiten. En cada sala podemos meter dados de nuestro color, pero otros jugadores pueden añadir los suyos cuando sea su turno y, de esta manera, cooperar en las distintas salas del avión.

En la sala de energía podemos obtener cubos amarillos para cumplir, por ejemplo, parte del requisito de Riad de más arriba. Como veis, para obtener el primer suministro necesitamos colocar tres dados, y por cada adicional conseguimos un suministro más. Por desgracia, estos tres primeros dados, como están en un mismo cajón, deben asignarse a la vez, por lo que necesitamos tener tres dados en una misma tirada con el rayo. ¡Cada recurso tiene unos cajones distribuidos de un modo distinto!

También encontramos un centro de reciclaje. En este hay un marcador que, si excede el límite, nos hará perder la partida de inmediato. Los recursos se generan cada vez que activemos una habitación de recursos, ya que tras coger los dados debemos relanzarlos y avanzar un paso por cada cara de dado que tenga un círculo alrededor de su icono. ¡Mantén a raya la basura que generas!

El centro de reciclaje nos pide dados de caras distintas y, como puedes ver, interesa que coloquemos una gran cantidad de dados para reducir los residuos de forma eficiente.

Por último, tenemos la bodega de carga. Cuando recibamos suministros mediante la activación de la habitación, que os contamos a continuación, cada cubo del color correspondiente va a parar a las casillas de la bodega. Ten en cuenta que la bodega tiene capacidad limitada, por lo que debemos entregar suministros antes de ir obteniendo más de cara a la siguiente entrega. Para poder realizar la entrega debemos colocar un dado de avión en la bodega.

Nos falta una energía para completar los requisitos de Riad. ¡Vamos!

ACTIVAR HABITACIÓN

Si nuestro peón se encuentra en alguna habitación podrá activar la misma.

Por ejemplo, si está en una habitación de suministros puede retirar los dados para obtener los recursos correspondientes y poder cargarlos en la bodega, o recoger los dados del centro de reciclaje para bajar el nivel de residuos.

Cuando retiramos dados de alguna habitación de suministros tomamos cubos coincidentes en color y los cargamos a la bodega según la cantidad que hayamos obtenido por asignar más o menos dados. Tras colocar los suministros en la bodega de carga debemos relanzar todos los dados que hubiera en la habitación y subir un paso en el marcador de residuos por cada agua, comida o avión que aparezcan. Estas caras tienen su icono dentro de un círculo para recordarnos cuales son los elementos que generan residuos.

¡Pero esto va a contrarreloj!

Cuando el reloj de arena se agote, con una duración de 2 minutos, los jugadores deben retirar del tablero una ficha de tiempo. Si no quedaran fichas, la partida habrá terminado inmediatamente. Si aún había fichas de tiempo, gira de nuevo el reloj y revela una nueva carta de ciudad. Ahora queda menos tiempo y tenemos un nuevo objetivo.

Detalle del colorido reloj de arena y las fichas de tiempo, que iremos ganando y perdiendo durante la partida.

Si, por el contrario, conseguimos completar los requisitos de una ciudad, deberemos devolver los cubos de suministro a la sala correspondiente y ganar una ficha de tiempo. ¡Ahora podemos respirar un poco y seguir jugando!

En cualquier caso, la partida no se pausa, por lo que no hay momentos de debate ni de estrategias a largo plazo, ya que el reloj siempre se voltea en cuanto se consume.

El juego incluye una variante que califica como avanzada, en la que, cada vez que revelemos una nueva ciudad porque el tiempo se haya agotado, también cogeremos una carta del mazo de cartas de crisis, haciendo que las entregas sean más complicadas o repercutiendo negativamente a los jugadores en forma de perder suministros o alejando el avión de nuestro próximo destino. Es un elemento de azar que añade hándicaps, haciendo que sea algo más complicado y variado de jugar.

Como ejemplo, las Turbulencias hacen que debamos pagar un dado adicional para desplazar el avión.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

La calidad de los componentes hace que el juego luzca de forma estupenda sobre la mesa. El despliegue no es escueto, dado que tenemos que tener espacio alrededor del tablero para colocar las cartas de ciudad y, además, tener espacio para lanzar los dados, algo muy importante.

Juego para dos jugadores listo para dar comienzo.


¿QUÉ NOS PARECE?

Pandemic: Respuesta Rápida no es Pandemic, pero es un juego de dados en tiempo real que rescata algún elemento del juego de las enfermedades, perpetuando la franquicia.

Nos encontramos ante un juego cuyo título nombra a una franquicia con un gran recorrido a sus espaldas. Desde 2008, y tras su nominación a Spiel des Jahres el año siguiente a su lanzamiento, son muchas las expansiones y secuelas que han ido apareciendo sobre este producto. Es un juego cooperativo que transmitía muy bien la sensación de que una enfermedad se iba expandiendo, y sobre esa temática se podían diseñar muchas expansiones. Con los años, no solo salió una versión de dados y una versión Legacy, que fue nominado al Kennerspiel des Jahres 2016, sino que ha llegado a degenerar lo suficiente como para ver una versión lovecraftiana, sin enfermedad alguna sobre el tablero, o La Caída de Roma, donde hacemos frente a incursiones enemigas, no a virulentos virus. Tras estos dos títulos, ver Respuesta Rápida nos imponía un poco, pero pronto vimos que temáticamente sí tenía coherencia con la saga y, dicho sea de paso, nos encanta jugar con dados.

En esta entrega se mantiene la esencia cooperativa que lleva por bandera la saga de Pandemic. Además, aquí también trataremos de curar enfermedades, aunque en esta ocasión será lanzando componentes desde nuestro avión en las ciudades necesitadas. En ese sentido, este juego se acerca más a la franquicia que sus anteriores títulos, y eso nos gustaba.

Pandemic: Respuesta Rápida ofrece una propuesta de un corte familiar que no deja lugar a dudas en su primera partida. Con sencillas reglas y una duración muy contenida, el juego nos ofrece una experiencia que se basa, especialmente, en la velocidad a la hora de tirar dados y que deja un espacio para que tomemos decisiones a la hora de gestionar los turnos de cada jugador del equipo. Se agradece que el juego no te deje respirar, dado que no hay pausas en las que ponernos a debatir nuestros movimientos, sino que el reloj será girado en cuanto la arena se haya agotado. ¡Esto sí es tiempo real!

Y es que esa propuesta tan frenética tiene varias bondades a tener en cuenta. Por una parte, es un juego que, con pausas y más planificación, tendría un efecto líder difícil de paliar. Por suerte, sin descanso alguno, los jugadores deben tomar sus propias decisiones y, aunque deben mirar por el bien común si quieren ganar, no necesitan la aprobación de una tercera persona. Además, la falta de pausas hace que el juego sea más corto que otros proyectos similares. Mientras un jugador gira el reloj, otro puede retirar la ficha de tiempo y levantar la nueva carta de ciudad, por poner un ejemplo. En definitiva, esta decisión hace que el juego se mantenga dinámico de principio a fin, algo que es de agradecer.

El diseñador del juego no es nuevo en esto de lanzar dados de forma veloz y colocarlos por el tablero, ya que es el autor de Flatline, un juego de Renegade Game Studio con ciertos parecidos. Fue una apuesta segura por parte de la franquicia de Pandemic, ya que su anterior título tuvo una gran aceptación y, junto a Paramedics: Clear! (aquí su reseña)es uno de los pocos juegos en tiempo real que pretenda emular el cuidado en urgencias de pacientes.

Uno de los pocos detalles que nos ha incordiado en este Respuesta Rápida es el hecho de que, para poder jugar de forma cómoda, se necesite una bandeja de dados sobre la que lanzar los mismos. Puede parecer una manía, pero es un juego en el que cada segundo cuenta y que, además, si los lanzamos de forma poco premeditada podemos acabar descolocando elementos del tablero. Evidentemente, usamos nuestra bandeja, pero recomendamos una bandeja por jugador si no quieres perder tiempo pasándole el accesorio al siguiente jugador cuando hayas acabado tu turno. ¡Lo sé, parece una tontería, pero mejora mucho la experiencia!

En cuanto al número de jugadores, escala perfectamente a cualquiera de sus propuestas. Cabe destacar que si somos cuatro, es probable que sea ligeramente más difícil, puesto que debemos adaptarnos a las acciones de más jugadores en cuanto nos toque actuar. En cualquier caso, y hablando de dificultad, no es un juego difícil de vencer. Como ya pasaba en el título original de 2008, podremos complicar la cosa a nuestro antojo, haciendo que el reto real se encuentre en su modo heroico. Que el resto de niveles nos hayan parecido sencillos nos hace pensar que el target de este título es, mayoritariamente, familiar, pero que puede adaptarse a grupos más experimentados, dada su facilidad por graduar la dificultad.

También debemos destacar la rejugabilidad que el juego ofrece. Mediante siete personajes y una variante avanzada, que recomendamos incluir de forma temprana a vuestras partidas, hacen que la vida de este pequeño juego, pese a su sencillez, pueda alargarse y ver mesa de vez en cuando. No olvidemos que su duración lo convierte en un filler, pero que se agradecen estos elementos que hacen que en veinte minutos pueda haber variabilidad entre partidas.

En resumen, Respuesta Rápida es un nuevo Pandemic que se adecua a la temática original. En esta propuesta se usan dados, como ya vimos en Pandemic: The Cure, pero en este caso el tiempo será nuestro principal estresante, y no los clásicos brotes de enfermedad. Nos encontramos ante un título cooperativo con una producción de alto nivel, que nos permite jugar de forma frenética en unos veinte minutos. Cabe destacar el dinamismo de las partidas, con nulas pausas para meditar los siguientes turnos y su dificultad personalizable que, en nuestra opinión, va muy encarada a público familiar, pero que podemos subir a su modo heroico para encontrar un desafío real. Sin duda, es de agradecer volver a ver enfermedades en Pandemic y ver que la franquicia sigue teniendo fuelle.


PUNTOS POSITIVOS

  • Una vuelta a los orígenes: un juego en el que sentiremos, de nuevo, que estamos limpiando el mundo de enfermedades y problemas sanitarios, aunque sus mecánicas sean distintas.
  • Dinámico como pocos: haciendo que no haya pausas durante la partida, siendo completamente contrarreloj.
  • Una producción excelente: con un plástico muy vistoso y la miniatura del avión, dándole un aire premium conteniéndose en los precios esperados.
  • Personalizable: el juego nos permite añadir las cartas de crisis, elegir distintos personajes y ajustar la dificultad, haciendo que pueda encajar en grupos de juego distintos y darle una mayor rejugabilidad.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Nos falta una bandeja: lanzar los dados es lo más importante en Respuesta Rápida. En cuanto hemos podido lanzar los dados en bandejas, el juego se siente menos caótico y los dados no se desperdigan de la misma manera.

Este juego ha sido cedido por Asmodee para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: