Reseña de Rising 5: Runes of Asteros

Hoy os hablamos de un juego que nos tenía muy intrigado desde su lanzamiento. Se trata de Rising 5: Runes of Asteros, publicado por Grey Fox Games.

Se trata de un juego diseñado por Gary Kim (Koryŏ, Chosŏn) y Evan Song (Fantasy Defense) que cuenta con los colores y trazos del maravilloso Vincent Dutrait (T.I.M.E Stories, Medici). Se puede disfrutar de 2 a 5 jugadores, aunque incluye un modo solitario, con una duración cercana a la media hora y una edad mínima recomendada de 12 años.


¿DE QUÉ VA?

El sello que mantenía a las malvadas criaturas se ha roto y Asteros está en peligro. Nuestra misión es descifrar el código para poder encerrar al mal de nuevo bajo el sello antes de que la luna roja destruya todo lo que conocemos. ¡Combate, deduce y descubre las runas que forman ese místico código antes de que sea tarde!

Bajo un arte scifi muy ochentero, encontramos un juego cooperativo basado en Mastermind en el que encontramos un elemento de localizaciones y combates sencillos basados en dados, todo como complemento a la obtención de un código de cuatro símbolos que nos dará la victoria.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La caja, cuya portada parece sacada de un blockbuster de hace tres décadas, incluye:

  • Un amplio tablero de juego.
  • Un marcador para el portal.
  • 5 peanas con los personajes del juego y sus respectivas peanas.
  • 55 cartas de personaje, once copias de cada uno de ellos.
  • 7 losetas de runa.
  • Un marcador de eclipse.
  • 27 cartas de región, divididas en tres regiones, con seis de ellas iniciales.
  • 3 cartas de reliquia.
  • 4 cartas de artefacto.
  • 4 cubos de seda.
  • Un dado de combate personalizado.
  • 5 cartas de Luna Roja.
  • 14 marcadores de símbolos astrológicos para poder recordar las pistas que recibimos.

Cabe destacar el diseño gráfico tan llamativo diseñado por Vincent Dutrait, culpable de que el tablero tenga unas dimensiones mayores a las necesarias. Por su parte, añadir que necesitamos una aplicación para jugar al juego si no queremos que, como pasaba en el clásico Mastermind, un jugador haga de máster, sabiendo el código a revelar y ofreciendo las pistas al resto de jugadores. Destacar que la aplicación es sencilla, posee un vídeo introductorio para que sepamos el contexto de nuestra misión, y ofrece funciones como la lectura de las runas con la cámara. Aunque en nuestro caso la función de cámara no funcionaba tan bien como quisiéramos, usando los dedos podremos seleccionar las cuatro runas y seguir jugando de forma cómoda e intuitiva, incluso con una función para recordar los intentos previos al más puro estilo Mansiones de la Locura y sus dichosos puzzles.


¿CÓMO SE JUEGA?

El objetivo en Rising 5 es encontrar una combinación de cuatro runas antes de que el planeta explote tras el eclipse rojo. Para ello iremos recolectando cubos de algodón para intentar deducir las runas que nos llevarán a la victoria, mientras combatimos monstruos y obtenemos, a poder ser, algunas reliquias que nos ayuden en nuestra empresa.

Antes de empezar la partida debemos colocar cuatro runas sobre el tablero y, a menos que queramos que un jugador haga de master,  usar la app para smartphones que nos irá dictando las pistas hasta conseguir nuestra combinación.

En cuanto a la dificultad, en el mazo de cartas de personaje deberemos introducir de tres a cinco lunas rojas. A mayor número de lunas, como en las epidemias de Pandemic, mayor dificultad.

Si al robar aparecen estas cartas bermejo deberemos avanzar la luna hacia el Eclipse, el cual nos llevará a la perdición.

Los jugadores empiezan con cinco o seis cartas en su mano, que serán usadas para realizar acciones. En Rising 5 no llevamos a un personaje concreto, sino que podremos llevar acciones con los cinco integrantes de la arriesgada misión. Cada personaje tiene una habilidad especial, que les hace únicos y les beneficia en algunos aspectos del juego.

En el mazo de personajes encontramos mayoritariamente cartas con las siluetas de los cinco héroes pero también encontraremos Lunas Rojas, algo desastroso.

En el turno los jugadores deben realizar, obligatoriamente, estos dos pasos:

1. REALIZAR UNA O MÁS ACCIONES o PASAR.

Al inicio del turno pueden elegir si quieren llevar a cabo una acción o simplemente esperar.

En un mismo turno solamente se pueden llevar a cabo acciones con uno de los personajes, aunque tantas como deseemos. Así, antes de empezar a llevar a cabo las acciones debemos anunciar el número de acciones que deseamos llevar a cabo y descartar tantas cartas de ese personaje como acciones.

Las acciones disponibles son:

a) MOVERSE: El mapa de Runes of Asteros contiene tres zonas con dos casillas por zona. Las zonas van numeradas del I al III y contienen un mazo específico. Estos mazos contienen monstruos o beneficios directos. A mayor nivel de la zona, mayores peligros y mayores recompensas. Algunas acciones pueden llevarse a cabo desde cualquier localización, pero los encuentros con cada carta deben llevarse a cabo en la localización situada frente a la carta.

La habilidad de Ekho le permite desplazar, como acción especial, a otro compañero. ¡Aprovecha para mover a otros personajes!

b) ENCUENTROS: Con esta acción podremos interactuar con la carta que haya en la localización en la que se encuentre el personaje elegido. En Rising 5 encontramos ayudantes, artefactos y monstruos. Mientras que algunas cartas suponen un beneficio inmediato, los monstruos deben ser derrotados para obtener la recompensa representada. Es importante mantener a raya a las criaturas, ya que estas hacen avanzar el marcador de eclipse a mayor velocidad, pudiendo provocar el fin de nuestra partida. En cuanto a los combates, el juego nos permite ayudar al héroe que entre en combate si otros compañeros se encuentran en la misma localización.

Por ejemplo, en un encuentro contra el espectro, necesitaremos lanzar el dado y obtener un 4 o más. Debemos tener en cuenta que el enemigo cuenta con una Luna Roja en su carta, justo encima del valor 4, por lo que si sigue en la mesa cuando aparezca una carta de Luna Roja avanzaremos el marcador más rápido hacia nuestra perdición. Al vencer al enemigo obtenemos dos cubos de seda, la mitad de los necesarios para poder hacer otra deducción del código que nos llevará a la victoria. Nova, el personaje de la fotografía es experta en combate, por lo que es inmune a las pifias del dado. 

c) SELLAR EL PORTAL: Con esta acción llevaremos a cabo un intento para desvelar el código que nos llevará a la victoria. Cuando hayamos acumulado cuatro cubos de seda podremos consumirlos para probar suerte.

Los cuatro cubos de seda en los altares. Si crees que las runas son correctas, úsalos y prueba suerte en la app.

El juego, mediante la aplicación, genera un código nuevo en cada partida, formado por cuatro runas de colores que se asociarán, aleatoriamente, a una forma animal. Mediante esta asociación, la aplicación nos responderá a nuestra deducción con un código de colores:

Como vemos en el ejemplo, la aplicación nos especifica que dos runas (las doradas) están en la posición correcta, una tercera (en forma de constelación) forma parte del código pero está mal colocada y, finalmente, una de nuestras runas no forma parte de la combinación (sombreado en negro).

Orakl es el experto en runas de la compañía. Su habilidad especial es poder cambiar una de las runas ya sea de posición con otra de las presentes en otra casilla o por un color que aun no formara parte de nuestro código propuesto. Esta habilidad es imprescindible ya que antes de sellar el portal de nuevo debemos realizar cambios al código de cuatro runas que vamos a enviar a la aplicación.

Orakl puede cambiar unas runas por otras, intentando que nuestra nueva propuesta sea la correcta al sellar el portal.

2. ROBAR AL MENOS UNA CARTA

Tras llevar a cabo tantas acciones como consideremos, deberemos robar cartas. El mínimo de cartas a robar es de una, pudiendo obtener más cartas si se desea, hasta el límite de nuestra mano, que dependerá del número de jugadores.

Si en este momento aparecen, en lugar de personajes, algunas Lunas Rojas del mazo, deberemos hacer descender el marcador del Eclipse hacia abajo. Debemos revisar todos los monstruos visibles en la mesa y reducir un paso el marcador por cada luna roja que tengan dibujado en la carta. Este marcador de Eclipse limita nuestras opciones a medida que avance el mazo. Debemos tener en cuenta que, al acabar el mazo de personajes, la partida termina, por lo que la gestión de las acciones y del robo de las cartas son un pilar importante para el juego. Por desgracia, las Lunas Rojas también nos acercan al final de la partida, sobre todo si no mantenemos el Eclipse a raya.

El marcador de Eclipse bajará cada vez que aparezca una Luna Roja en el mazo, desplazándose tanto como indiquen los monstruos que tengamos sobre la mesa. Por suerte, la habilidad de Eli nos permite subir el marcador hacia arriba, dándonos un respiro.

El juego progresa en sentido horario hasta que el marcador de Eclipse llegue a su casilla más baja, haciendo que los jugadores pierdan inmediatamente o, por el contrario, obteniendo un código acertado para las cuatro runas, haciendo que los héroes ganen la partida inmediatamente. ¿Conseguirás descifrarlo?


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

La mayoría de componentes se colocan sobre el tablero, con espacios destinados para los mazos. Aun así, necesitaremos espacio fuera de este para las losetas con los símbolos y para nuestras cartas de acción. El tablero es amplio y ocupa algo más de lo que debería, especialmente en comparación con el tamaño de las peanas. Aun así, no nos disgusta ver en grande las ilustraciones de Dutrait.


¿QUÉ NOS PARECE?

Rising 5 es un Mastermind vitaminado con un apartado artístico muy cuidado.

Seguro que has probado ese juego de adivinar el código de colores. Un jugador hacía de master y contestaba a tus propuestas de combinaciones de colores. ¿Estaba bien esa bolita verde? ¿Había algún verde pero en otra posición? Si no has jugado a este clásico Mastermind puede que sí hayas tocado el plástico de Mansiones de la Locura, en el que también se incluye esta mecánica de código de colores. Pues bien, si queremos darle una capa más de profundidad al asunto, en Rising 5 encontramos una buena alternativa.

Tras un exitoso Kickstarter, Grey Fox Games lanza este juego que cuenta con elementos interesantes. Unas ilustraciones del excepcional Vincent Dutrait acompañan a un juego cuya premisa y base mecánica es archiconocida. Como ya nos pasaba con Dragon Castle (aquí su reseña), en Rising 5 teníamos un elemento mecánico que nos atraía y eso te da cierta confianza en el producto, aunque le reste originalidad.

El juego es bonito desplegado en mesa, acompañado de un inserto funcional y elegante. Aunque se anuncie como un juego dependiente de aplicación, y siendo ésta totalmente recomendable, no es imprescindible en ningún caso y podemos suplirla por un game master. En nuestro caso, aceptando cada vez más la utilidad de la tecnología, hemos jugado siempre con la aplicación instalada en una tablet, que nos agiliza el juego, nos permite disfrutar a todos por igual y nos ambienta las partidas con algo de música ambiental.

En cuanto lees el reglamento te das cuenta de que parece una armónica mezcla entre Pandemic y Mastermind. Mientras que el mazo de juego, elemento que controla la duración y final de la partida, contiene esas Lunas Rojas que se asemejan a las epidemias del juego de Leacock, nuestro objetivo no será quitar cubitos sino resolver ese acertijo de cuatro colores.

Rising 5 puede disfrutarse de 1 a 5 personas, aunque lo hemos disfrutado especialmente a números intermedios. Es agradable poder pedir ayuda y potenciar ataques con las cartas de otro compañero, pero si somos demasiados enlenteceremos la partida con múltiples discusiones con escaso fundamento o con un líder predominante. Respecto a su modo solitario, es más que correcto, pudiendo controlar al completo las cartas que están disponibles y eligiendo las acciones de forma minuciosa. Y es que Runes of Asteros es un juego en el que la eficiencia lo es todo. El mazo de cartas se agotará más rápido de lo que te imaginas, por lo que debemos usar cada acción de forma premeditada, sin movimientos innecesarios, o nos quedaremos fuera de la partida sin resolver el misterio. Cada movimiento cuenta, y hay que saber dónde colocar a los distintos personajes, sin olvidar las habilidades únicas de cada uno. En un par de partidas te das cuenta de que merodear por las seis localizaciones no es lo más recomendable, sino quedarse en un lugar que pueda interesarnos a corto y medio plazo. Para ello no hay que olvidar que los mazos de localizaciones, del I al III, aumentan en su dificultad de combate y sus correspondientes recompensas, por lo que Nova puede que esté mejor en las dos últimas localizaciones, aprovechando su ventaja en combate.

La dificultad del juego se ajusta, como en Pandemic, introduciendo más Lunas Rojas en el mazo. Es irremediable, tras dos derrotas, investigar qué opina la gente acerca de la dificultad del juego. Aunque hemos encontrado un hilo en el que se habla de que el juego es «tremendamente fácil incluso en niveles altos de dificultad», nosotros no lo hemos percibido así tras varias partidas. Aunque seáis unos genios del Mastermind, os alegrará saber que la aplicación acaba otorgando una puntuación final, dependiendo del número de cartas restantes del mazo, por lo que no se trata solamente de completar el código, sino de hacerlo rápido. Si bien es cierto que, coincidiendo con la mayoría, echamos de menos algunos extras que fueron incluidos en la campaña de mecenazgo como Strech Goals, algunos exclusivos del Kickstarter.

No podemos acabar este apartado sin hablar de rejugabilidad. Aunque se habla de que es un juego poco rejugable, dado que el único elemento que variará entre partidas sea el código a descifrar y el orden de las cartas, nos parece que es algo inherente al producto creado. Se trata de un juego con unas dosis más que suficientes de azar, dado que un mal orden de cartas o unas cuantas malas tiradas pueden dejarnos entre la vida y la muerte. Sabiendo que la fortuna puede modificar tanto nuestra aventura, nos parece que el juego, aunque pueda quemarse si se saca de forma constante a mesa, otorga diversión suficiente para muchas partidas.

Por todo esto nos ha parecido un juego más que interesante. Puede que no sea lo suficientemente rompedor como para esperar ese Seal of Excelence que ha conseguido en Dice Tower, pero sí un producto fresco con una buena idea de base. Aun con una aplicación mejorable, con ciertos problemas de lectura de códigos, Rising 5 ofrece una experiencia cooperativa dinámica, con una relativa tensión y unos turnos dinámicos. Si te gusta descifrar códigos, aquí encontrarás alguna mecánica más y algo de azar para poder envolver un acertijo de colores. Si os gustan los cooperativos, seguro que disfrutáis un juego que, implementando la tecnología, evita que alguien deba quedarse mirando y solamente contestar a vuestras preguntas, algo que siempre costó en Mastermind, aburriendo a algún participante.


PUNTOS POSITIVOS

  • El arte de Vincent Dutrait: mostrando un  gran dominio en los colores y evocándonos en una década pasada donde el sci-fi tenía un gran peso. Cada vez tenemos más claro que el arte en los juegos hace que lo vivamos y disfrutemos más, y con Dutrait nunca nos sentimos defraudados.
  • Un clásico reinventado: partiendo del Mastermind y distanciándose lo suficiente. Si os gusta deducir un código, como le pasa a la mayoría que juega al clásico o se pone a echar una partida al Mansiones de la Locura, veréis que en Rising 5 tenemos una estructura de juego que gira claramente alrededor de esa mecánica principal y, por si fuera poco, prescinde del papel de master de juego.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Escasa variedad entre partidas: aunque los códigos de runas sean diferentes. El juego, tras varias partidas, puede volverse rutinario y podemos entrar en un piloto semiautomático a la hora de elegir acciones. Cada personaje está diseñado para una función de modo que, cuando aprendamos a gestionarlos, se convierte en un juego en el que lo más difícil es controlar la repercusión de las cartas que nos vienen dadas por el mazo y conseguir pronto esos cubitos verdes.

Este juego ha sido cedido por Grey Fox Games para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: