Comparación trilogía de puzzles de Uwe Rosenberg

Hoy os traemos algo diferente, que se aleja a lo que solemos hacer todas las semanas. Se trata de una comparación entre Cottage Garden, Indian Summer y Spring Meadow, todos en español gracias a SD Games.

En esta ocasión hemos querido reunir en una misma entrada los tres juegos de rompecabezas del gran Uwe Rosenberg (Agrícola, Caverna) que, dadas sus similares mecánicas y temática que engloba las estaciones del año, pueden ser tratados en conjunto. Todos ellos han sido ilustrados por Andrea Boekhoff (Bohnanza, Saboteur), pueden ser jugados de 1 a 4 jugadores, con una duración aproximada de unos 15 minutos por jugador y una edad mínima de entre 8 y 10 años.


¿CÓMO SE JUEGA?

COTTAGE GARDEN

Cottage Garden nos propone como objetivo completar nuestros jardines mediante el uso de losetas para poder obtener una mejor puntuación que tus rivales. En cada turno iremos obteniendo losetas del tablero central, seleccionando la misma según la fila o columna que indique el jardinero (dado verde). El juego está dividido en una cantidad de rondas determinadas dependiendo del número de jugadores, cuya ronda final tendrá una duración variable.

Cada turno está dividido en cuatro fases:

  1. FASE DE RECARGA: se repone la línea donde se encuentre el jardinero, si ésta tuviera tres o cuatro casillas vacías. Así tendremos más losetas para elegir.
  2. FASE DE PLANTACIÓN: cada jugador deberá tomar una loseta de flores de la línea del jardinero para plantarla en su jardín u obtener una maceta de la reserva general para colocarla en su jardín.
  3. FASE DE PUNTUACIÓN: en cuanto completes uno de los dos jardines que tengas en posesión, será puntuado. Los puntos nos permitirán ir ascendiendo en dos tracks distintos: las macetas y los invernaderos.
  4. FASE DE JARDINERO: el dado de jardinero será desplazado una casilla en sentido horario para indicar la línea de la que robará el siguiente jugador.

En el momento en el que el dado complete una vuelta al tablero, se incrementará el valor del mismo indicando una nueva ronda. En cuanto el número seis aparezca en el dado se llevará a cabo la ronda final, momento en el que se descartarán todos los jardines con menos de tres losetas. El juego prosigue hasta que todos los jugadores cierren sus jardines a costa de perder dos puntos por turno necesario para ello.

INDIAN SUMMER

En Indian Summer cada jugador toma un tablero de lecho del bosque, el cual intentará completar para llevarse la victoria. Además, cada jugador tiene su propio sendero personal formado por cinco losetas, del cual irá tomando elementos que colocará en su lecho. En cuanto un jugador complete su tablero, se finalizará la partida tras acabar esta ronda. En caso de empate entre los jugadores que hayan conseguido completar todas las casillas de su lecho, serán los tesoros (bayas, nueces, setas y plumas) los que determinen el ganador.

En cada turno el jugador realizará una acción principal normal y una acción especial optativa.

Como acción principal podremos tomar una loseta de hojas del sendero para colocarla en nuestro tablero o coger una ardilla de la reserva general, la cual podremos colocar en una casilla vacía de nuestro bosque.

Si al colocar la loseta de hojas se uno de los agujeros se superpone con algún tesoro de los dibujados en nuestro tablero, obtendremos un tesoro del tipo concreto y lo colocaremos en ese lugar.

El tablero está dividido en seis zonas. En el momento en que rellenemos una de las zonas con losetas, obtendremos todos los tesoros que hubiera en el área recién completada.

Mediante el uso de las nueces y las bayas, los jugadores podrán llevar a cabo acciones especiales, como rellenar el sendero u obtener ardillas. Por el contrario, las setas y las plumas sustituyen la acción principal normal, permitiendo robar losetas de senderos ajenos entre otras cosas.

SPRING MEADOW

Spring Meadow es el proyecto que más se acerca al clásico Tetris. En este juego tendremos un tablero rectangular colocado en vertical, como la pantalla de juego del videojuego, y las losetas deberán irse colocando de abajo a arriba, como si la gravedad nos estuviera forzando a ello.

Los dos elementos interesantes de Spring Meadow son, por una parte, las madrigueras, y por otra la creación de grupos de agujeros adyacentes. Las madrigueras deben ser respetadas durante nuestra construcción, intentando no taparlas con las losetas y haciendo que coincidan con los agujeros. Siempre que tapemos una madriguera con una loseta deberemos tener una madriguera despejada para poder cubrirla con una marmota. Los agujeros de las losetas, además, pueden agruparse de modo que cuando coloquemos losetas adyacentes a uno o varios agujeros podremos tomar losetas de roca, que son pequeñas fichas que nos permiten cerrar esos huecos que hayan ido quedando en nuestras filas de tablero.

Los jugadores irán tomando losetas de un tablero central, alrededor del cual girará un mapa de excursiones. Cuando la línea sobre la que se encuentre este mapa contenga solo una o ninguna ficha, la ronda termina y pasaremos a puntuar.

Las rondas se puntúan contando las filas completas empezando por abajo, hasta la primera fila incompleta, otorgando un punto por cada cuadrado que hayamos llenado. Las madrigueras despejadas, aquellas que están contenidas dentro de un agujero, ofrecen puntos adicionales.

El primero en conseguir ganar dos rondas será el vencedor.


¿QUÉ NOS PARECE?

En cuanto a las losetas, mientras que las losetas del Cottage Garden se asemejan completamente a las que encontramos en Patchwork, en los dos otros juegos, se incluye una ventana en ellas, haciendo que esto tenga una repercusión directa en sus mecánicas. De esta manera, Cottage Garden se asemeja más a una prolongación de Patchwork, con unas mecánicas similares y unos componentes más parecidos a los de su gran hit que en las dos entregas posteriores, donde encontramos más elementos originales o novedosos.

Siguiendo con las losetas, en cuanto a su distribución durante la partida, tanto su primera como segunda entrega mantienen esa colocación circular en forma de camino con un marcador que nos indica en qué orden serán colocadas en los tableros correspondientes. Es en Spring Meadow donde vemos un cambio en este aspecto, cogiéndose las mismas de forma aleatoria desde una pila común, sin poder anticipar cual será el orden de las mismas.

Respecto al origen de las losetas, la mayor diferencia viene dada por Indian Summer, en el que contaremos con una selección de hasta cinco losetas propias, entre las que podemos elegir en nuestro turno. Por su parte, los otros dos juegos, cuentan con un tablero central en forma de parrilla alrededor de la cual se desplaza un indicador que nos informa de la fila o columna a la que se nos limitan nuestras decisiones.

El sendero de losetas de Indian Summer.

Hablando de tableros, en todos los juegos contamos con un tablero individual para cada jugador, aunque con sus diferencias. En Cottage Garden, siempre tendremos dos tableros sobre los que ir construyendo nuestro jardín a base de losetas, que iremos reemplazando en cuanto completemos sus casillas. En la segunda y tercera entrega tendremos un único tablero de mayores dimensiones que intentaremos rellenar de forma ingeniosa y ordenada, siendo en Spring Meadow un acercamiento claro al clásico juego Tetris, dado que nos vemos forzados a ir llenando la parrilla de abajo a arriba, como en el videojuego.

Los objetivos de los juegos también son distintos en las tres entregas. Mientras que en Cottage Garden pretendemos generar puntos, en Spring Meadow es algo similar, aunque encubierto en forma de ganar dos rondas que, en definitiva, se ganan por puntos. Por su parte, Indian Summer nos propone algo distinto, ya que debemos intentar completar nuestro tablero con la mayor premura. Esta carrera es uno de sus elementos interactivos, junto con las acciones de robo de losetas, pero no tenemos un pool común de losetas que sí encontramos en Cottage Garden y en Spring Meadow.

Todos los juegos tienen un elemento común más allá de las fichas, y es que en todos ellos contamos con la ayuda de unos animalillos silvestres. Mucho se ha hablado de los preciosos gatos de Cottage Garden, que nos ayudarán a completar nuestros jardines, pero hay más fauna en esta trilogía. En Indian Summer encontramos un gran repertorio de ellos: por una parte las ardillas, que funcionan de forma similar a los felinos, y por otro lado siete losetas de distintos animales que encontraremos en el centro de la mesa. Finalmente, en Spring Meadow serán las marmotas quienes nos acompañen, siendo de gran utilidad para cubrir las madrigueras que vayamos encontrando en nuestras distintas fichas.

Los gatetes de Cottage Garden no solo llamaron la atención sino que son el elemento más diferenciador con el anterior Patchwork.

Si nos centramos en su funcionamiento en solitario, aunque todos incluyan un modo para jugar sin compañía, nos parece que Spring Meadow es el más directo para estos menesteres. En las reglas en solitario se nos propone agotar las losetas o jugar durante 24 turnos para intentar superar nuestra mejor puntuación, comparándola con una referencia descrita en el reglamento. Por si este Tetris no te motiva, también te permite jugar a cuatro rondas, dividiendo las losetas en cuatro pilas y jugando sobre cuatro tableros distintos, llamándole modo campaña con excesiva valentía.

Por otra parte, si lo que buscamos es interacción, encontramos que en Indian Summer podremos interactuar con nuestro rivales mediante las setas, yendo un paso más allá de la típica competición por la pieza deseada, algo que podemos ver en más de un título de la trilogía. Así, este Indian Summer se coloca como el título más combero e interactivo de la trilogía.

En Indian Summer encontramos varias acciones especiales mediante el uso de tesoros.

Por todo esto, no es fácil quedarse con un solo juego, pero tampoco es comprensible querer completar la trilogía por sus abundantes similitudes, a no ser que seas un fan de Uwe Rosenberg. Si tuviéramos que quedarnos con un título, nos decantaríamos por Indian Summer, dada su interacción y múltiples combinaciones de tesoros que le dan una profundidad mayor al resto. Aun así, seguro que con esta pequeña comparativa puedes encontrar cuál encaja mejor en tus gustos o comprar esos dos entre los que tenías dudas.


COTTAGE GARDEN

PUNTOS POSITIVOS

  • Un Patchwork venido a más: cambiando el modo de obtener las losetas y dejando atrás ese precio de las mismas en forma de tiempo, perdiendo así la economía, aquí encontramos un título que en el fondo nos propone construir un jardín de lo más ordenado, incluyendo satélites a este esqueleto como son los gatos y las macetas.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Menos elegante que su inspiración: cosa que no es difícil. Si por algo cuaja tanto Patchwork, aunque yo sea un negado jugando y Laura me aplaste de forma avergonzante, es porque con tres reglas tenemos un reto geométrico con una variedad entre partidas dada por las losetas que hacen que se sienta fresco tras decenas de repeticiones.

INDIAN SUMMER

PUNTOS POSITIVOS

  • Déjate de puntos y vamos a correr: haciendo que en este caso todo nuestro esfuerzo vaya encaminado en acabar nuestro tablero y, tras desencadenar el final de la partida, que nuestros rivales no hagan lo mismo y no tengan más nueces que nosotros.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Puede generar cierto análisis-parálisis: dadas las múltiples opciones que propone. En Indian Summer tenemos acciones mejoradas y otros beneficios destilados del uso de las distintas semillas del juego, pudiéndose combar entre ellas y permitiendo premeditar el turno en excesiva medida.

SPRING MEADOW

PUNTOS POSITIVOS

  • El mejor en solitario: haciendo que este reto se convierta en un Tetris con losetas agujereadas y comodines en forma de rocas que nos permiten cerrar esos huecos que nos hayan ido quedando, siempre en busca de cerrar cada una de las filas.

PUNTOS NEGATIVOS

  • El menos interactivo: haciendo que ser más de uno cambie muy poco nuestro modo de jugar. Mientras que su modo solitario es un juego en el que deberemos intentar superar nuestra puntuación, en partidas multijugador el final vendrá dado por ganar dos rondas.


Este juego ha sido cedido por SD Games para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Adonitax dice:

    Solo tengo el Cottage Garden y me gusta mucho, lo juego en familia con mi hija de 5 años y se lo pasa genial pero no soy tan fan como para completar la trilogía aunque todos tienen algo interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: