Reseña de Mini Park

Hoy os hablamos de un pequeño juego de colocación de losetas. Se trata de Mini Park, un juego de SoSo Studio.

El juego ha sido diseñado por Hso Wun Hao y cuenta con los colores de Kuo Li Chi, ambos noveles en la esfera lúdica. Se trata de un juego rápido, de unos 20 minutos de duración, apto de 2 a 5 jugadores y con una edad mínima recomendada de 8 años.


¿DE QUÉ VA?

En Mini Park deberemos participar en la construcción de un parque. Coloca caminos, no te olvides de los bancos ni de los parques para los más pequeños. Tampoco podemos dejar de construir algún estanque repleto de peces ni olvidarnos de dejar espacio para los árboles.

En otras palabras, Mini Park es un colocación de losetas sencillo y familiar en el que los jugadores deben elegir si quieren proseguir con la construcción o tomar una loseta de personaje, la cual dictamina un modo de puntuación para el final de la partida. Con esta sencilla decisión, queda expuesta su sencillez y un juego dirigido a un público muy concreto.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El contenido de la florida caja es el siguiente:

  • 40 losetas de parque, 10 de las cuales forman parte de la expansión.
  • 6 losetas de personajes reversibles, con una cara en su modo básico y otra en el avanzado.
  • 6 losetas de objetivo.
  • 6 meeples personalizados con los distintos personajes.
  • 30 tokens de puntos de victoria con valores 1, 3, 5, 10 y 20.

De la producción podemos aseguraros que las losetas tienen la rigidez esperada, que no decepciona. Se agradece el uso de unos meeples personalizados para cada uno de los personajes. Las reglas vienen en inglés y en chino, fácil de comprender para todo el que sepa un mínimo de inglés y con una iconografía bastante clara.


¿CÓMO SE JUEGA?

Aunque Mini Park incluye dos modos de juego, os explicaremos como se juega al modo avanzado, que no deja de ser una modalidad más completa dentro de los límites de un juego familiar.

Para preparar la partida deberemos colocar las losetas de personajes, por la cara con el fondo marrón que indica su modo avanzado, y colocar bajo cada una de ellas una de las losetas de objetivo. Estas losetas de objetivo serán colocadas al azar, por lo que en cada partida las combinaciones entre personajes y sus objetivos asociados serán diferentes. Asociado a cada personaje colocaremos el meeple correspondiente.

Mientras que la cara naranja muestra modos de puntuación sencillos, su reverso en marrón nos propone algo más complejo y estimulante.

Si, además, incluimos las losetas de objetivo de color verde, obtendremos la mitad de puntuación de lo que genere otro personaje, creando sinergias y una interacción entre jugadores.

Deberemos barajar las treinta losetas y revelar las dos primeras. Los jugadores siempre deben ver dos losetas, por lo que se irán volteando a medida que se usen. ¡Ya podemos empezar a jugar!

En cada turno los jugadores deciden una de estas dos acciones:

COLOCAR UNA LOSETA Y PUNTUAR

Los jugadores pueden elegir una loseta de las dos visibles u obtener la loseta superior de la pila.

La decisión es sencilla: o robas al azar o escoges entre las dos visibles.

Tras esto, deben colocarla en el centro de la mesa, adyacente a la colmena que ya se haya formado hasta el momento por alguna de sus seis caras. Los caminos iniciados no pueden ser interrumpidos por la loseta que coloquemos, de modo que cualquier ficha con un tramo de camino continuará alguno de los existentes o generará uno nuevo.

No, aquí no hay caminos interrumpidos como en Isla de Skye.

Tras esto deberemos puntuar la loseta recién colocada siguiendo estas normas:

  • Losetas de estructura (con bancos, arbustos o parques): generarán un punto de victoria por cada camino al que esté conectada la nueva loseta. También generan un punto de victoria por cada loseta de naturaleza a la que estén adyacentes.

Al conectarse a un camino y quedar adyacente a un bosque, ganaremos dos puntos de victoria.

  • Losetas de naturaleza (bosques o lagos): generan un punto de victoria por cada tipo de loseta diferente a la que estén adyacentes.

Ese bosque está adyacente a tres losetas, pero solo encontramos dos arbustos y un banco, por lo que nos dará dos puntos de victoria.

OBTENER UN PERSONAJE Y COLOCARLO

De forma alternativa a colocar una loseta, los jugadores pueden decidir obtener uno de los personajes disponibles. En el modo avanzado, los jugadores pueden optar a obtener uno o dos personajes. El turno en que decidan hacerlo, cogerán la loseta de personaje asociada a su loseta de objetivo y la colocarán frente a ellos. Al final de la partida obtendrán puntos según la loseta correspondiente y la mitad de puntos del personaje que esté representado en su loseta verde de objetivos.

Tras obtener las losetas, el jugador toma el meeple correspondiente y lo coloca según dictamine su loseta. Por ejemplo, el pájaro es colocado sobre bosques, mientras que el ciclista se coloca sobre un camino.

La partida avanza hasta que todas las losetas han sido colocadas sobre la mesa. Tras esto procederemos a al puntuación final.

  • NIÑO: Por cada parque en su región obtiene 3 puntos de victoria, entendiéndose como región una zona comprendida en uno de los lados de un camino.
  • TRABAJADOR: Obtiene 3 puntos por cada camino que contenga al menos un banco. Si el trabajador está sobre el camino más largo, obtén 3 puntos adicionales.
  • CICLISTA: Cuenta las casillas que conformen el camino sobre el que se encuentre. Puntúa 1 punto por cada una de las seis primeras losetas y 2 puntos a partir de la séptima.
  • PÁJARO: Puede desplazarse siete movimientos a través de losetas de bosque. Por cada bosque por el que se desplace, incluyendo la inicial y la final, obtienes 3 puntos de victoria.
  • PEZ: Multiplica las losetas que conforman el lago sobre el que está el pez por el número de peces que haya en ese lago, incluyendo el propio meeple, para obtener tu puntuación.
  • GATO: Multiplica el número de arbustos que haya en la región donde colocaste al gato por el número de personajes que haya en esa región, incluyendo al propio gato, y súmale 4.

Los niños puntúan con los parques, como debe ser.

Los pájaros se desplazan por bosques, por lo que nos interesa poner muchos árboles a su alrededor si poseemos la loseta de personaje correspondiente.

Tras puntuar tus losetas de personaje debes anotar la mitad, redondeado a la baja, de las losetas de objetivo que obtuvieras adyacentes a las anteriores.

En su modo más sencillo los seis personajes se colocan por su cara amarilla, con modos de puntuación más simples y las losetas de objetivo no entran en juego, por lo que al obtener un personaje no tendremos más que un modo de puntuarlo. De esta manera, no solo cogeremos un único personaje durante la partida, sino que éste no vendrá asociado con otro de los seis posibles, recortando así la variabilidad entre partidas y la interacción que pueda surgir entre jugadores a través de los personajes elegidos.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Aun siendo un juego de losetas, ni la cantidad ni el tamaño de las mismas es excesivo, por lo que el juego se puede extender sobre una pequeña superficie. Fuera de la construcción del parque solamente necesitaremos un espacio sobre el que colocar los puntos que vayamos adquiriendo.

Partida iniciada a dos jugadores. Como vemos a la izquierda, se están usando los personajes avanzados y las losetas de objetivo. ¡El juego al completo sin contar la expansión!


¿QUÉ NOS PARECE?

Mini Park es un juego bonito en mesa pero poco original en su propuesta.

Si algo llama la atención en Mini Park era su colorido diseño y los distintos meeples con formas y colores variados. Hacer un parque nos parecía un tema agradable para un juego que, como aparenta, es ante todo familiar.

Si algo hay que destacar es que el juego presenta dos modos de juego, de distinta profundidad estratégica, y una expansión basada en diez losetas que aderezan la experiencia. Aunque los dos modos están descritos de forma independiente, uno como básico y otro como avanzado, os recomendamos, como hemos hecho en las reglas, empezar por su formato completo. En realidad, su modo básico puede ser más adecuado para primeras partidas o para jugar con los peques de la casa, pero se convierte en un juego con escasa profundidad estratégica, capando la tensión que ofrece la segunda loseta, tanto a nivel interactivo como a la variedad entre partidas que estas ofrecen. Estas losetas de expansión, de las cuales usaremos una por jugador, no solo ofrecen efectos variados, con algún guiño a elementos arquitectónicos de Carcassonne, sino que también muestran caminos de formas variadas, que podrán ayudarnos a extender zonas de prado o capar caminos, al gusto del usuario que las active y coloque. Sin duda, por todo ello, lo interesante es usar su modo avanzado e incluir las losetas de expansión para poder verle la ligera, pero existente, profundidad que tiene el juego, sin querer despegarse del adjetivo familiar.

Las diez losetas de la expansión son una guindilla más, que se agradece cuando el juego es tan familiar como sencillo.

Los modos de puntuar de los distintos personajes son algo confusos en su cara avanzada, con una iconografía que, aunque útil, es más opaca de lo que desearíamos. Por suerte es el único punto del juego que requiere un cierto apoyo del escueto manual, pero que será fácilmente interiorizado tras una partida. Es importante conocer cada una de las losetas de personaje para poder optimizar la colocación de las losetas y saber en qué momento invertir tu turno para coger esa loseta antes de que un rival se te adelante, por lo que no está de más aprender como se puntúan, invirtiendo cinco minutos.

En cuanto introducimos las reglas avanzadas, el juego pide tres o cuatro jugadores, dado que cada loseta de objetivo hará referencia a otro personaje que, a mayor cantidad de jugadores, mayor probabilidad de que otro jugador elija usarlo, beneficiándonos unos a otros y haciendo que, aun de forma indirecta, la interacción incremente y debamos ver qué losetas tiene cada jugador frente a sí para no beneficiarle en su personaje principal. Ese es el principio del juego, dado que el resto de experiencia se basa en colocar losetas de un modo sencillo, casi en piloto automático, y valorar si queremos escoger una de las visibles o tomarla del montón, arriesgándonos a un contenido inesperado.

En resumen, Mini Park es un juego poco original, colorido y muy familiar. No será el juego preferido de nadie, pudiendo funcionar en grupos de jugadores poco exigentes que disfruten colocando losetas, pero que no generará ninguna sorpresa en cuanto a mecánicas. Cabe destacar los dos modos de juego, aunque solo su modo avanzado sea suficientemente sabroso, y la inclusión de las losetas de expansión, que a modo de módulo añaden variedad a las partidas.


PUNTOS POSITIVOS

  • Colocación de losetas con varios niveles de profundidad: lo más destacable mecánicamente es que, dentro de su evidente sencillez, nos muestra varios niveles de dificultad que pueden ser elegidos por los jugadores. Del modo básico al avanzado con las losetas de expansión encontramos un cambio sustancial, aunque sigue manteniéndose familiar y asequible para todos los públicos.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Sin elementos originales: no encontramos ningún elemento que nos haya sorprendido, tratándose de un juego de colocar y puntuar losetas, como varios otros en el mercado.

Este juego ha sido cedido por SoSo Studio para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: