Reseña de Caverna vs Caverna

Hoy os hablamos de la versión para dos jugadores de Caverna, el clásico juego del maestro Rosenberg. Se trata de Caverna vs Caverna, editado por SD Games en nuestro idioma.

Se trata de un juego del archiconocido fanático de las ovejas Uwe Rosenberg (Agrícola, Le Havre) que mantiene los lazos con el ilustrador más polémico del panorama Klemens Franz (Altiplano, Agrícola). Se trata de un título exclusivo para parejas, con una edad mínima de 10 años y una duración de alrededor de media hora.


¿DE QUÉ VA?

Como en su título homónimo, en Caverna vs Caverna deberemos excavar la piedra bajo la que vivimos para poder aumentar el espacio de nuestra cueva y poder construir nuevas y más eficientes salas. Gestiona adecuadamente las acciones y las habitaciones para poder generar recursos, como el preciado oro, y convertirte en la mejor tribu que puedas imaginar.

Con una mecánica sencilla de selección de acciones y colocación de losetas, en Caverna vs Caverna se nos presenta un juego de sencillas reglas y diferentes elementos aleatorizados que alargan la vida de un peso más ligero que medio con una sed de expansiones y nuevas losetas.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El contenido de la cuadrada caja, de idénticas dimensiones a toda la serie de juegos para 2 como Batalla por el Olimpo (aquí su reseña), es el siguiente:

  • Un tablero de acciones plegable.
  • 12 suministros, en una extraña mezcla entre madera y cartón.
  • 12 repuestos de suministros en cartón.
  • 12 losetas de acción.
  • 24 losetas de habitación.
  • 1 loseta de caverna adicional.
  • 4 marcadores de acción para no perder la cuenta.
  • 7 muros para nuestras cuevas.
  • 2 tableros de caverna, uno para cada jugador.
  • 1 ficha de jugador inicial con un simpático gallo.

Vale la pena destacar que se trata de un buen cartón, como viene siendo habitual en los juegos de Lookout Spiele. Pese a ello, el tablero de acciones suele ser difícil de aplanar, cosa que apreciaréis en las fotos y que no dificulta la colocación y manipulación de las losetas de acción sobre el mismo.


¿CÓMO SE JUEGA?

El juego se compone de 8 rondas, en cada una de las cuales iremos revelando una nueva acción del tablero de acciones y jugando tantas acciones como indiquen los enanos que encontraremos en el tablero.

Detalle de la ronda dos, en la que llevaremos dos acciones por turno tal como indican los enanos bajo las losetas de este tramo.

El tablero de acciones se divide en cuatro secciones, una con unas acciones iniciales disponibles desde el principio de la partida, tres sectores con los valores 2, 3 y, finalmente, una única loseta en el 4. Las acciones serán barajadas en cada partida junto a las de su segmento, por lo que en cada juego el orden de aparición será diferente, dentro del grado de libertad permitido por los sectores.

Empezando por el jugador inicial, que irá variando en cada una de las rondas, cada jugador elegirá una de las acciones disponibles de las actualmente visibles sobre el tablero de acciones.

Las acciones sirven, en resumidas cuentas, para recaudar suministros, excavar la cueva y añadir nuevas salas que luego podremos activar.

La acción de Minería nos permite activar dos habitaciones de nuestra cueva o, si lo prefieres, excavar una loseta que sea accesible, incluso a través de un muro. Difícil decisión…

Inicialmente nuestra caverna estará llena de obstáculos, por lo que debemos excavar para despejar el lugar y ganar casillas sobre las que colocar nuevas habitaciones. Para excavar alguna sala tenemos que poder llegar, ortogonalmente, desde la entrada de nuestra cueva y, progresivamente, desde las nuevas zonas que vayamos excavando.

Naturalmente, la zona exterior de nuestra caverna forma un muro natural, pero en ocasiones deberemos colocar nuevos muros para construir las salas que más nos interesen, puesto que cada sala tiene un requisito de muros en algunos de los costados de su localización.

Si queremos construir la Cueva Taller deberemos pagar una madera y dos piedras. Este edificio nos otorgará 5 puntos al final de la partida pero, además, nos permite cambiar dos de madera y uno de lino en tres pepitas de oro durante el desarrollo de la partida. En la zona derecha nos indica que necesita dos muros para ser construidos y nos permite, aunque no es mandatorio, que haya un tercer muro. En el ejemplo encontramos un muro en el norte y el muro natural al este de la cueva, por lo que ya podemos colocarlo siguiendo las reglas de construcción.

Aunque al principio solamente haya seis habitaciones en la reserva, cada vez que un jugador excave su cueva va a generar una sala escondida en su reverso que se añadirá a esta reserva.

Las habitaciones azules, poco numerosas, no necesitan ser activadas, sino que su efecto surge cuando se cumple la condición descrita. En este caso, por usar la loseta de acción de Cámara de Forraje ya nos permite intercambiar una comida por una pepita de oro. ¡Interesante!

Los recursos son necesarios para poder construir, excavar o instalar cavernas, por lo que es importante hacer subir sus contadores para poder avanzar en la partida. Estos recursos suelen generarse activando algunas habitaciones que, o bien nos otorgan suministros o los convierten en otros de forma ventajosa. ¡De ahí la necesidad de montarse un sistema que combe y que nos ofrezca mayor eficiencia que a nuestro rival!

Los recursos son el cereal, el lino, la piedra, la madera, el oro y la comida.

La comida es necesaria para cavar y construir, ya que son trabajos físicos muy extenuantes. El oro, por su parte, es el único recurso que puede sobrepasar el techo de las diez unidades y, además de valioso durante la partida, nos genera puntos al final de la misma.

Durante el trascurso de la partida, debemos siempre construir en equilibrio. Buscar el balance entre la generación de recursos y los puntos de victoria es importante. Algunas salas generan una buena cantidad de puntos al acabar la partida, pero suelen ser caras y con requisitos de muros un tanto caprichosos, por lo que vigila cuándo la construyas no vayas a entorpecer tu desarrollo de los siguientes turnos.

Por último, el juego avanzará hasta que en la octava ronda, se desbloquee una acción única que solo podrá usar el jugador que, llegados a ese punto, posea la mayor cantidad de oro. ¡No lo tenías que haber gastado todo en esa habitación!

Si algún jugador construyera sobre todas las casillas de su caverna, cosa que es más habitual de lo que podría parecer, se le entregará la loseta con una nueva casilla, permitiéndole construir una habitación adicional.

Una vez completadas las ocho rondas, solo necesitamos sumar los puntos de cada una de las habitaciones que hayamos logrado construir y añadirle un punto por cada pepita de oro que poseamos. ¡El jugador con más puntos será el vencedor!


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Entre ambos tableros, la fila de acciones y las habitaciones que vayamos revelando, encontramos un juego de tamaño medio en su despliegue, pese a la pequeña caja.


¿QUÉ NOS PARECE?

Uwe ha sabido plantear una experiencia contenida pero sólida para parejas con una rejugabilidad suficiente.

Aún recuerdo cuando, en nuestra primera visita a Essen, vimos mesas y mesas repletas de jugadores, sentados o esperando turno, alrededor del stand de Mayfair y Lookout Spiel. Evidentemente, la versión para dos jugadores del Caverna era un atractivo imantado para la comunidad, por lo que nos quedamos sin poder probarlo y conformándonos con echar un ojo a las losetas y la sencilla producción.

Por su parte, Uwe sigue sin sorprender, repitiendo su técnica habitual de sacar juegos para parejas que, pese a mantener la esencia de su hermano mayor, o más bien primo lejano en el caso de Le Havre, mantiene unas distancias prudentes para que no se pisen en el baile de las ludotecas. En este caso, encontramos otro producto que, conservando la exploración de losetas y la expansión de tu profunda y húmeda cueva, se siente más ágil, simplificado y ligeramente aleatorio.

La duración del juego es algo que nos ha encantado. En tan solo unos treinta minutos tienes un juego táctico que, incluso, permite formar estrategias a medio plazo. Junto a estas características, destaca la agilidad de los turnos que, aun con cierta premeditación, no ocasionan una parálisis a destacar.

En cuanto a la producción destacan componentes agradables y de calidad, incluso ciertos elementos de madera para los tracks de recursos. Lo que sorprende y molesta es que la comida y el oro sean cartón, mientras que el resto es madera. ¿Por qué esa falta de homogeneidad?

Cave vs Cave se enriquece de la variabilidad entre partidas, aunque esta sea limitada. Para empezar, algunos han criticado que, al excavar en tu cueva, nunca sabes qué sala va a pasar a estar disponible, cosa que puede desmotivar en algunos momentos. No debemos olvidar que toda loseta irá al pool central común, accesible para ambos jugadores. La variabilidad no acaba aquí, sino que las acciones son aleatorizadas dentro de su ronda. Si bien no ocasiona demasiada variación, sí que te imposibilita calcular en qué turno estará cierta acción. La última cosa que nos incomodó fue la loseta final. En ese último tramo, en el que el oro es tan importante, siempre se esconderá la misma acción. De esta manera, es interesante, para empezar, conocer qué loseta hay ahí y, en futuras partidas, recordarla para valorar si merece la pena tener más oro que tu contrincante. Dada la variación en las otras rondas, nos ha extrañado que, al menos, no hubiera un par de acciones entre las que elegir de forma aleatoria y darle un giro al final de la partida.

La última loseta, que solo será usada por el jugador con más oro recaudado, será la misma en cada partida, por lo que es interesante conocerla y valorar si deseas participar en la encarnizada carrera de forrarte de oro o no…

Pese a todo esto, es un sistema fresco que desprende tensión constante, con oportunidad de formar combinaciones que exploten mejor nuestros recursos y los intercambios de los mismos. Sobre un sistema así, es normal que ya estemos en espera de nuevas Eras, que no son otra cosa que expansiones. Sin toda la información de las mismas, la caja parece dejar intuir que no son solo losetas, cosa que esperábamos, sino que parece incluir más contenido, con un tamaño similar o idéntico a su caja básica, según esta imagen.

No podemos olvidar su modo solitario incluido en el reglamento, algo que Uwe ha popularizado en sus últimos diseños. No deja de ser una competición hacia tu mejor puntuación, pero empezamos a agradecer que, si es posible, se incluyan este tipo de adaptaciones para cuando no tenemos con quien jugar o simplemente queremos probarlo o entrenarnos en nuestra intimidad.

En resumen, otro juego para parejas de Uwe que, aun manteniendo la esencia del título al que lleva por nombre, se muestra más ágil y descafeinado, aunque con una tensión mantenida durante la partida, cuya duración se nos antoja perfecta. Es un juego sencillo que ofrece una limitada pero suficiente rejugabilidad y propone un margen para la estrategia y la combinación de salas y acciones. El sustrato del juego pide una expansión con mayor variedad de losetas, y esperamos con ganas ver que nos depara la Era II del juego.


PUNTOS POSITIVOS

  • Ágil y dinámico: es un juego que se juega en menos de lo que podamos pensar, con una fluidez agradable, dado que las acciones disponibles se van expandiendo a buen ritmo, cosa que las irá introduciendo de forma natural en nuestros planes, sin generar demasiada parálisis.
  • Rejugabilidad moderada: puesto que se alternan el orden de las acciones y la aparición de las distintas habitaciones, haciendo difícil que podamos construir la misma estrategia en cada una de las partidas sin contar con esas variables.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Escasa variedad: no tanto en las habitaciones como en las acciones. Parece intuirse que habrá más acciones en alguna futura expansión para evitar que las mismas losetas aparezcan en cada partida y haya un factor sorpresa.
  • Recursos irregulares: o todo madera o todo cartón, por favor. Es una pena encontrarse con todo, excepto el oro y la comida, en preciosa madera. Si bien es cierto que el tamaño molestaría en los marcadores, siempre podemos hacer recursos un poco más pequeños y darle a la producción mayor uniformidad.

Este juego ha sido cedido por SD Games para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: