Impresiones de Escape Book 1 y 2

Nos quedamos sin escapes en las ciudades más cercanas y de proyectos de escapismo en formato juego de mesa. Por suerte, nos quedan alternativas en papel, como la serie de libros que ha escrito y diseñado Ivan Tapia.

Aunque no entraremos en destripes, queríamos acercaros nuestras impresiones acerca de estos libros. En la entrada de hoy nos centraremos en sus títulos más cercanos a un escape clásico aunque, como veremos dentro de poco, también encontramos un libro en el que resolvemos un asesinato o una introducción a los escapes para los más pequeños de la casa.

En el primero de los libros, «El Secreto del Club Wanstein», nos ponemos en la piel de Candela Fuertes, una periodista de 28 años más intrépida que la mayoría. Bajo una trama que baraja planes mundiales para destruir la economía global, nuestra protagonista decide acceder a El Dédalo para investigar lo que está ocurriendo y, si logra superarlo, obtener pistas suficientes para detener tal desastre. Por desgracia, el tiempo para salir del laberíntico lugar es de 60 minutos, una cifra que os sonará a la mayoría, durante los que deberá resolver múltiples acertijos.

Antes de seguir, debemos hablar de Ivan Tapia, autor de esta serie de proyectos y vanguardista en el formato escape room en libro. Bajo el sello Cocolisto, el autor ha intentado, mediante la narrativa, exponer como la protagonista avanza por el Dédalo. Sin duda, el argumento es original, basado en teorías conspirativas y de contenido bastante actual. Las frases se desarrollan de forma clara, con un estilo conciso y poco recargado, usando pocas florituras y transmitiendo dinamismo. También debemos decir que es posible que muchos lectores se encontrarán con la sensación de que, una vez descubierto el trasfondo, las páginas entre acertijos son un mero intermedio, con escasa importancia. Si bien es cierto que algunas páginas no contienen información de gran profundidad literaria, sí que nos permite mejorar la inmersión y poder imaginar el entorno que rodea a Candela, hasta que nos topemos con otro obstáculo.

Si nos centramos en el formato que pretende transmitir, nada es comparable a una experiencia de escape room real. Ni los juegos de mesa ni un libro. Dicho esto, cosa que es evidente tras haber entrado a una sala de escapismo, tanto los juegos de mesa como los libros pueden ofrecernos algo similar, que se basa en una serie de acertijos que se presentan bajo una capa temática que nos sirva de hilo conductor.

En Escape Book, como en los EXIT o los Escape the Room, encontramos todo tipo de acertijos, que deben plasmarse en papel. El formato limita la variedad de problemas que se nos pueden presentar, ya que este libro no hace uso de material adicional, solo acertijos que suelen ocupar dos o tres páginas, con las cuales tendremos información suficiente para superarlo, siendo la solución un número que nos indicará la página a la que tenemos que dirigirnos para continuar con nuestro periplo. Por su parte, los juegos de mesa suelen incluir otros elementos de cartón, ajenos al propio puzzle o el uso de elementos recortables, cosa que no encontramos aquí, por lo que se nos presentan problemas que incluyen el uso de números o de agudeza visual, pareciéndome tan versátil y variopinto como podría ser. La parte positiva es que la propuesta de Ivan es fácil de transportar, llevándolo a cualquier parte como si de un libro común se tratara, pudiendo disfrutarse en el tren, el metro, o tu descanso en el trabajo. La otra gran ventaja que encontramos frente a los juegos de mesa es que la narrativa, sin ser profunda ni excesivamente descriptiva, nos permite imaginar el entorno que rodea a Candela Fuertes y, a través de la palabra, nos ayuda a meternos en el papel.

No podemos dejar de hablar acerca del sistema de pistas que los Escape Book proponen. Tras cada puzzle, encontraremos un QR que nos redirige a una web donde podremos escuchar a Candela dictarnos una serie de pistas, progresivamente más explícitas, hasta la propia resolución del acertijo. Si queremos alejarnos del teléfono móvil o el ordenador, siempre podemos ir a la página indicada para leer, en lugar de escuchar, las pistas. Un sistema que, si queremos mantener inmersiva la experiencia, ayuda bastante, con unos audios notables que nos ponen en situación.

En el segundo libro, «La Amenaza Invisible», seguiremos los pasos de nuestra querida escapista, Candela Fuertes, en una aventura que se presenta más global, alejándonos de un entorno cerrado del que deberemos salir. Con una trama diferente, que mantienen conspiraciones a gran escala y se acerca a la Deep Web, encontramos elementos frescos, añadiendo algunos anejos que no vemos en el primer libro, como el uso de un mapa, por poneros un ejemplo. No va a ser una experiencia totalmente distinta, pero sí que percibimos que los añadidos le dan sabor y, además de incluir acertijos completamente nuevos, como os podéis imaginar, nos transmite la sensación de ser un producto más completo y redondo, en lugar de una extensión del primer tomo. Sin duda, Ivan Tapia parece haber elegido una buena compañera de proyecto ya que, con la ayuda de Montse Linde, ha seguido publicando otros libros, de los que os hablaremos pronto.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. DrLivingsToon dice:

    Los vi el otro día en una tienda y me entró curiosidad ¿Conocéis los libros de Journal 29? (El crowdfunding de la segunda parte acabó esta semana pasada) ¿Son los puzzles de estos libros similares en cuanto mecánicas y complejidad? ¿Están los puzzles bien hilados dentro de una historia general como por ejemplo pasa en los Unlock?

    • SergiNS dice:

      Que ganas tengo de pillar ese Journal. Me temo que son acertijos tan poco encadenados como cualquier otro escape. Si miras el blog hemos jugado a Unlock, EXIT o Escape the Room, y son puzzles que no están demasiado tematizados. En Escape Book tienes un trasfondo interesante, aunque no hay más de tres páginas entre acertijos, dejando claro que las pruebas son el elemento principal, adornado con una historia bastante chula.

  2. Esther dice:

    Hola, ¿Es necesario haber leído el primero para leer el segundo? ¿O se puede leer el segundo directamente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: