Reseña de Pyramid of the Sun

Hoy os hablamos de otro proyecto de Strawberry Studio, la rama editorial de NSKN que edita juegos cortos y sencillos. Se trata de Pyramid of the Sun, juego que traerá en breves la editorial española Pavana Games.

El juego ha sido diseñado por Fréderic Moyersoen (conocido por el clásico Saboteur) y cuenta con las ilustraciones de Magdalena Markowska (que también se encarga de dibujar en What’s Up! (aquí su reseña) y el resto de juegos de Strawberry Studio). El juego puede ser disfrutado de 2 a 5 jugadores, con una duración de 10 a 30 minutos según nuestra elección y una edad mínima recomendada de 8 años.


¿DE QUÉ VA?

En Pyramid of the Sun tomaremos el rol de constructores que desean participar y colaborar en la construcción de la Pirámide erigida en nombre del Sol. ¿Serás el mayor contribuyente en tal hazaña? Usa bien tus cartas para colocar las piezas más relevantes.

En otras palabras, se trata de un juego de colocación de losetas, basado en cartas, en el que las puntuaciones se calculan respecto al nivel de la posición de tu loseta y el nivel de la propia carta. Para aderezar la cosa, se nos propone una bonificación basada en la proximidad de ciertos símbolos.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El contenido de la pequeña caja es el siguiente:

  • 107 cartas divididas en:
    • 10 cartas iniciales para la base de la pirámide.
    • 48 cartas de segmento estándar.
    • 30 cartas de borde, incluyendo las cuatro cartas para coronar la pirámide.
    • 5 cartas para representar a los jugadores.
    • 2 cartas que formarán el contador de puntuación.
    • 12 cartas de puntuación a doble cara para llevar la cuenta de las decenas.
  • 5 discos de madera en los cinco colores de los jugadores.

El juego que reseñamos se encuentra en inglés, proveniente de Strawberry Studio. Mientras escribimos esto, Pavana Games debe estar esperando su cargamento de juegos, por lo que pronto tendremos el juego en las estanterías de las mejores tiendas. De la calidad de las cartas, dado su PVP, no hay mucho que reprochar. Aunque como veremos al final, el diseño de los colores de ciertos elementos ha sido una elección poco adecuada, que se ha visto solucionada en posteriores impresiones, incluida la que llegará a nuestro país.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para empezar la partida debemos construir la base de la pirámide. Sin contar sus cartas de extremo, el ancho de la misma puede ser de seis a ocho cartas. La amplitud de la base determina la duración de la partida, siendo corta a seis y notablemente más larga a ocho.

Las cartas iniciales vienen marcadas con un punto rosa en su reverso.

El resto de las cartas se dividen en dos mazos separados, aunque comparten reverso. Mientras que en un mazo colocaremos todas las cartas de zonas centrales, en el otro colocaremos las cartas que representen bordes de la pirámide y las cuatro cartas que nos servirán para coronar la misma.

El objetivo del juego es contribuir en la construcción de la Pirámide del Sol, colocando cartas del mejor modo posible para conseguir puntos antes de que la edificación se haya finalizado.

Solo un jugador podrá coronar la elevada pirámide.

Para cumplir nuestro objetivo, empezando por el jugador que más recientemente haya visitado las pirámides mejicanas, se llevarán a cabo turnos en los que los jugadores eligen una de las dos opciones:

  • Colocar una carta de su mano en la pirámide del centro de la mesa. Como os podéis imaginar, las reglas de construcción son lógicas y visualmente claras. Es decir, las zonas centrales se construyen sobre cualquier carta, excepto las dos de los extremos que deberán ser cartas de borde. La pirámide se irá estrechando a cada nivel, hasta que solamente podamos coronarla con una carta de cúpula. Para colocar una carta, ésta debe de tener dos cartas adyacentes a sus pies. Con otras palabras, no podemos colocar una carta que solamente toque a otra carta, sino que obligatoriamente deben ser dos las que estén colocadas en el piso inmediatamente inferior, de modo que la base de la nueva carta colocada esté comprendida por la mitad de dos cartas inmediatamente inferiores.
    Tras colocar una carta hay que puntuar nuestra acción. Cada carta tiene un valor, el cual debemos comparar con el piso sobre el que acabamos de colocarla. De entre los dos valores, el jugador activo se anota tantos puntos como el indique el valor más bajo.

    La carta de valor cinco colocada en el nivel tres otorga tres puntos, el valor más bajo entre ambos. Si se hubiera colocado esa misma carta en el nivel seis generaría cinco puntos, dado que el valor más bajo es el escrito sobre la carta respecto al número del nivel.

    Construir un borde nos permite multiplicar por dos la cantidad de puntos obtenidos. Si somos los afortunados de coronar y culminar la construcción de la pirámide, obtendremos el triple de los puntos calculados.

  • Robar dos cartas de cualquiera de los dos mazos. Los jugadores pueden obtener cartas de bordes de la pirámide o de zonas centrales, o una combinación de ambas. Tras esto, deben descartarse cualquier exceso de cartas, dado que el límite de nuestra mano es de cinco cartas.

¿Os habéis fijado en que algunas cartas tienen unos iconos impresos sobre ellas? Estos tres iconos nos proporcionan bonificaciones si sabemos construirlos adyacentes a otros símbolos idénticos.

En el momento en que un jugador construya su carta con símbolo adyacente a una o más cartas con un símbolo coincidente, obtendremos uno de los siguientes beneficios:

  • El jugador activo puede robar inmediatamente una carta de cualquiera de los dos mazos. Independientemente de cuantos símbolos haya encadenado, el número de cartas a robar será de uno.
  • El jugador activo puede obtener unos cuantos puntos adicionales. Sin contar la carta que acaba de construir, puntuará un punto adicional por cada símbolo encadenado que encontremos en la pirámide. Así, si debajo de la colocación de una carta con el símbolo del lagarto encontramos cinco símbolos adyacentes entre ellos, se puntuarán cinco puntos adicionales a la puntuación propia de la carta colocada.

Al colocar la carta, sin contarla a ella misma, encontramos cinco símbolos idénticos adyacentes. Por lo tanto, o robamos una única carta inmediatamente o nos sumamos cinco puntos adicionales. ¿Qué prefieres?

Así, además de la gestión de las cartas de nuestra mano según su número, es interesante intentar hacer coincidir los símbolos, otorgando unos puntos adicionales que marcarán la diferencia.

Durante la partida iremos sumando puntos, obteniendo cartas que indiquen nuestras decenas, hasta que alguien concluya la edificación. En ese momento, el jugador que posea el mayor número de puntos será el ganador.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Pyramid of the Sun es un juego más extenso de lo que cabría esperar, especialmente si la base de nuestra pirámide es de ocho cartas. El juego se desarrolla de forma que la pirámide crecerá sustancialmente, por lo que reserva el espacio necesario para ello. Fuera de esto, solo necesitamos un espacio para los mazos, los descartes y la poco funcional tarjeta de puntuación con las cartas de decenas.

Final de una partida corta, de seis cartas de base, a dos jugadores.


¿QUÉ NOS PARECE?

Pyramid of the Sun es un filler de colocación de losetas superficial pero dinámico.

Nos encontramos ante otro juego de Strawberry Studio, estudio que nace de la editorial NSKN centrado en la publicación de microjuegos y proyectos de corte filler. Tras What’s Up! (aquí su reseña), un juego de memoria que gustó mucho en este blog y cuya distribución en España corre de la mano de Last Level, Pyramid of the Sun comparte una filosofía similar: un juego rápido, con pocas reglas, aunque alguna más que el juego de los pájaros, y sin demasiada profundidad.

No podemos decir que Pyramid of the Sun sea un juego destacable ni sorprendente. Es una propuesta sencilla, que pretende entretener de forma llana, y lo consigue. Aunque no se trate de un juego infantil, va más encarado a la población más jovenzuela, ya que es un juego que puede quemarse con facilidad, con nula variabilidad entre partidas más allá de la aleatoriedad de las cartas robadas.

Los defectos de diseño son destacables. La primera impresión inglesa cuenta con unas cartas de puntuación en las que algunos valores ni siquiera pueden llegarse a leer. Por suerte, la edición que traerá Pavana Games, una nueva editorial española, tendrá corregidos esos errores de coloración. Además de los colores en estas cartas, tampoco creemos que la elección de blanco sobre el fondo de las cartas de bordes sea la más cómoda, volviéndose algo confuso en ciertas ocasiones.

Poco más podemos añadir de este juego. Un proyecto sencillo, atractivo para algunos que no tengan una gran colección, pero que no aporta elementos novedosos que nos hagan colocarlo encima de otras propuestas. Un filler corto, dinámico y vistoso, pero algo insulso. Pese a esto, permite cierto control a la hora de gestionar nuestra mano y nos da la opción de elegir la duración de la partida, por lo que puede servirnos para esperar a los más tardones en una sesión de juegos o para los pequeñines de la casa. Seguiremos la pista con las dos nuevas impresiones en camino de Strawberry Studio, especialmente por nuestro interés en los microjuegos y los fillers desenfadados, esperando que nos sorprendan como lo consiguieron con el sencillo What’s Up!


PUNTOS POSITIVOS

  • Rápido y sencillo: características necesarias en cualquier filler que se preste. Es un juego que se entiende inmediatamente según se explica y que esconde muy poca estrategia.
  • Ajustable en su duración: pudiendo colocar una base más ancha o más estrecha para que las partidas duren lo que los participantes deseen. Es algo atractivo para poder ocupar esos espacios de tiempo muertos entre juego y juego.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Errores en el diseño: como la impresión de algunos valores en las cartas de puntuación o los valores de algunas cartas de borde de la pirámide. Por suerte está corregido y será esta la versión distribuida por Pavana Games en nuestro país.
  • Sin elementos originales a destacar: tratándose de una mezcla de mecánicas bastante humilde y poco sabrosa. Colocación de losetas con un mínimo aroma de gestión de mano.

Este juego ha sido cedido por Strawberry Studio para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: