Reseña de Upstream

Hoy hablamos de los salmones con más prisa del panorama lúdico. Se trata de Upstream, de 2Tomatoes.

39813207852_c0b1ee5739_z

Se trata de un juego de factura nacional, ideado por Víctor Samitier (diseñador de Sugi (aquí su reseña) y magníficamente ilustrado por Sergi Marcet (dibujante en el genial Manhattan Project o Stalag 17). Se trata de un juego familiar de 2 a 5 jugadores, con una duración media de 20 minutos y una edad mínima de solo 8 años para poder disfrutarlo.


¿DE QUÉ VA?

Los salmones, como ya debéis saber, ascienden a contracorriente en los ríos para llevar a cabo su desove y poder traer al mundo su descendencia. Nunca ha sido fácil navegar en sentido contrario a la mayoría, pero el ciclo de los salmones así lo dicta. ¿Conseguirás evitar los obstáculos y no perecer en el intento?

39813207032_2faac80625_z

Con un sencillo sistema de gestión de puntos de movimiento y un tablero modular que hará cada partida un poco distinta, Upstream nos propone un juego de carreras diferente, familiar y fluido.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La colorida y cúbica caja de Upstream contiene:

  • Fichas de salmón, cuatro para cada jugador con su cara de uno y su reverso de dos salmones.
  • Una loseta que sirve para indicar el jugador inicial.
  • Losetas de juego que se dividen en:
    • 7 losetas de Agua.
    • 4 losetas de Mar/Desove, que indicarán el inicio y el final de la partida.
    • 4 losetas de Salto de Agua.
    • 5 losetas de Águila.
    • 3 losetas de Oso.
    • 5 losetas de Garza Azul.
    • 5 losetas de Roca.
    • 6 losetas de Rápidos, que solo se usan en su expansión.
  • Fichas de Roca, de Remolino y de Movimiento, que nos facilitarán recordar algunos efectos en el juego y los puntos que iremos gastando.
  • El reglamento, que viene redactado, además de en español, en inglés, francés y alemán.

¿CÓMO SE JUEGA?

Para empezar la partida debemos elegir un color que nos represente y obtener las cuatro fichas de salmones de nuestro color.

Las cuatro losetas iniciales representan el mar. Sobre cada una de ellas, cada jugador deberá colocar una ficha de salmón por la cara que muestra dos peces.

39813208792_303efe2ca4_z

Nuestra familia se compone, inicialmente, de ocho salmones distribuidos en cuatro fichas. Pese a que las fichas con dos peces representen a una pareja, se moverán como si se tratara de un solo pescado. De la misma manera, en cada loseta habrá un límite de tantas fichas como jugadores participen en la partida. De este modo, en el inicio de la partida veremos cuatro losetas totalmente completas en su capacidad. Independientemente del número de salmones, cuando en una casilla se encuentren tantas fichas como jugadores, deberemos saltar sobre ella o esquivarla, pero no podremos nadar o permanecer en ella.

El río estará compuesto por tres columnas que irán creciendo verticalmente durante el trascurso de la partida. Inicialmente habrá cuatro losetas en cada una de las tres columnas que determinan la anchura del río.

La secuencia de turno es sencilla:

  • En orden de juego, cada jugador llevará a cabo acciones por valor de cinco puntos de movimiento. Nada y salta, pero siempre a contracorriente.
  • Tras el movimiento de todos los jugadores, se retirarán las tres últimas losetas de río, a excepción de la primera ronda, y se colocarán tres losetas nuevas en la cabeza del río. ¡No te quedes atrás o desaparecerás!
  • Cuando se agoten las losetas del montón, deberemos colocar el reverso de las losetas iniciales, que representan la zona de desove. En el momento en que todos los salmones hayan llegado al desove o hayan acabado fuera de la partida, ésta finaliza y pasaremos a la puntuación.

El jugador activo podrá dividir sus cinco puntos de movimiento entre sus distintas fichas. Para desplazarse puede NADAR o SALTAR. Mientras que nadar consume un punto por loseta avanzada, los saltos requieren un consumo adicional de energía, por lo que cuesta tanta energía como losetas nos desplacemos más un punto adicional. Recordemos que, además de para evadir amenazas que veremos a continuación, es necesario saltar para superar saltos de agua y si queremos sobrepasar una loseta que contenga el número máximo de fichas de salmón.

Para poder desplazarnos debemos conocer las distintas amenazas que aparecerán en el camino:

ÁGUILAS

39135503714_cc851f0e2a_z

Solo podremos escapar de sus garras si saltamos por encima de ellas. Si nadamos sobre esta loseta o finalizamos un salto en la misma, se comerá a un salmón. Tras esto, con su estómago lleno, se retirará, por lo que debemos voltear la loseta a su reverso sin obstáculo.

Recuerda que si la ficha que ha caído en manos del águila tiene dos salmones, deberá voltearse a su reverso con un solo pez. Si, por el contrario, tenía solo uno, se retirará del juego.

OSOS

24974957287_7023d2d231_z

Los osos comerán cualquier pescado que salte sobre, desde o hasta su loseta. En otras palabras, bajad la cabeza y nadad en perfil bajo para no ser comidos. Los osos tienen un apetito voraz, por lo que no se giran al comer un salmón.

GARZAS AZULES

24974955377_e116ca6680_z

Las garzas azules son tranquilas, pero peligrosas. Se comerán a un salmón si finalizas su turno sobre ellas. Tampoco se retiran del juego, por lo que pretende sobrepasarlas o parar lejos de estas aves.

ROCAS

Las rocas hacen disminuir la capacidad de la loseta en uno. De esta manera, sobre ellas cabrán tantas fichas como jugadores menos uno. No son usadas en partidas a dos jugadores.

Al final de cada ronda, será el jugador actual el que levante las tres losetas siguientes y las coloque y oriente como él prefiera. Una vez acabadas, se formará el desove. En el momento que una ficha llegue al desove, su movimiento se acabará este turno. Al final de cada ronda tras la aparición del desove, además de retirar las últimas tres losetas del río, haremos avanzar una casilla a todas las fichas del desove. Cuando todos los salmones vivos hayan llegado al desove se terminará la partida.

La puntuación se calcula del modo siguiente:

  1. Los jugadores obtienen un punto por cada salmón en juego.
  2. Los jugadores obtienen un punto adicional por cada huevo que aparezca en la loseta de desove donde han finalizado la partida.
24974958957_d828501366_c

En este hipotético fin de partida, el jugador verde obtiene 10 puntos (tres salmones y 5+2 huevos), el jugador morado 7 puntos y el amarillo tan solo 5.

El jugador con más puntos será el vencedor. En caso de empate, será el jugador con más supervivientes asalmonados.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Upstream no es un juego especialmente grande, ¡pero se mueve! Tened en cuenta que el río irá creciendo de forma ascendente, por lo que no empecéis cerca de un borde de la mesa. Fuera del tablero solamente necesitaremos un espacio para colocar las losetas restantes y la ficha de jugador inicial. En definitiva, un juego con despliegue rápido y poco voluminoso.

39813210112_9d6c027248_c

Partida a tres, lista para empezar. El jugador verde será el inicial.


¿QUÉ NOS PARECE?

Upstream es un juego familiar con la estrategia justa para no pasar desapercibido.

Sin duda alguna, como muchos han apreciado ya, la ilustración de la caja de Sergi no deja indiferente a nadie. Con ese estilo peculiar y original, ya capta la atención de quien se encuentre con este proyecto. El resto de componentes del juego mantiene un elegante diseño que, además, lo hace atractivo para los más pequeños de la casa.

En Upstream encontramos la virtud de tener un juego de reglas asequibles para aquellos que acaban de empezar a interesarse por el mundo lúdico pero que, sin duda, esconde margen para la estrategia.

39813205952_6943c7e916_z

El recorrido del río, formado por losetas que se irán revelando durante la partida le confieren una interesante rejugabilidad. La generación del río es aleatoria, a excepción del mar y el tramo del desove. Eso, junto a las tres columnas por las que ascenderemos al río, nos generarán intriga ante un impredecible devenir.

El tema ha sido implementado de forma agradable en las mecánicas que Víctor ha creado. Tras su primer proyecto, Sugi (su reseña aquí), ha sabido transmitir muy bien el ascenso de los salmones y los peligros que esto conlleva. No solamente debemos administrar bien nuestros puntos de movimiento, sino que debemos mantener un buen ritmo para sacar el máximo provecho a nuestro ejército rosado. Si te quedas atrás, el río irá desapareciendo por momentos y tus salmones se perderán en el intento. Si avanzas de forma muy agresiva, no solo perderás salmones en las zarpas de los distintos animales sino que estarás demasiado cerca del tramo de río sin desvelar, con poco margen de maniobra para girar a izquierda o derecha y esquivar los peligros que puedan ir apareciendo.

Ser el último es un problema. Los salmones rivales avanzan y el más rezagado apenas verá huecos por donde pasar, por lo que deberán esquivar esos tramos o saltarlos, con el esfuerzo que eso conlleva. A dos jugadores, además, el jugador inicial se mantendrá durante toda la partida. Pese a ello, en lugar de penalizar a ese segundo participante, lo convierte en una tensión constante puesto que, si encontramos por donde adelantar a nuestro rival, las tornas cambian completamente. Sin duda alguna, hay que saber esperar el momento oportuno para acelerar y, tras esto, intentar bloquear a todo el que venga por detrás.

28066236859_a4c544f9b9_z

En partidas a dos jugadores las rocas no serán usadas. Tanto para partidas en pareja como para partidas a más jugadores, nos ofrecen la alternativa de usar los remolinos. Con esta sencilla expansión se modifican las losetas de piedra y pasan a contener este nuevo efecto: ahora si caemos sobre ellas deberemos finalizar el movimiento de la ficha afectada hasta el turno siguiente. ¡Cuidado con eso!

Aunque el juego básico es variado, la inclusión de dos pequeñas expansiones le dan frescura y nos transmite la sensación de que, con el tiempo, el juego saldrá más a la mesa. No hay grandes cambios, ya que ambas expansiones (Remolino y Rápidos) ofrecen efectos nuevos a las losetas, haciendo que nuestro movimiento se vea interrumpido o que nos empuje sin esfuerzo. La de Remolinos es especialmente interesante si jugamos en pareja, puesto que otorga una alternativa a las losetas de Roca que no son usadas cuando somos menos de tres alrededor de la mesa.

Sin duda, la carrera que propone Upstream transmite la sensación del tema en el que se inspira. Es una carrera dura, con codazos (¿los salmones tienen codos?) y mucha tensión. Un ascenso en el que debemos saber modular nuestra velocidad para llegar con el máximo de salmones a la zona de desove. ¡No te quedes atrás, pero no seas el primero si por ello vas a ser presa de un oso!

24974952767_3f1f178fd1_z

Los rápidos nos avanzan sin coste en la dirección indicada. A diferencia de la mayoría de losetas, es interesante pasar por encima de las de esta expansión.

En definitiva, un juego rápido y de reglas sencillas que puede ser jugado con los infantes de la casa. Pese a ello, su tablero modular y su gestión de puntos de movimiento permiten plantear una estrategia a corto plazo en el que debemos controlar el ritmo con el que subimos río arriba, sin quedarnos rezagados pero sin perder a los integrantes de nuestra familia por el camino.


PUNTOS POSITIVOS

  • Familiar pero con miga: su sistema de juego es fácil de aprender, pero deberemos gestionar con cabeza nuestro ritmo y movimiento, sabiendo donde y cuando pararnos para evadir obstáculos y, sin duda, bloquear a nuestros rivales.
  • Funciona a dos jugadores: con pocos cambios de preparación. Si bien dejan de usarse las rocas y el segundo jugador sufre, doy fe de que se puede ganar siendo el último en jugar.
  • Un arte que gana enteros: gracias a los colores de mi tocayo Marcet. Sin duda, un apartado que llamará la atención de los que desconozcan el proyecto.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Ser último puede ser un hándicap: sin duda alguna, costará adelantar a tus rivales, pero si lo haces podrás mantener tu posición con la dificultad inversa.

Este juego ha sido cedido por 2Tomatoes para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 25 enero, 2018

    […] querido Doctor Meeple se ha decidido a investigar la naturaleza animal y más en concreto el desove de los salmones. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: