Batalla por el Olimpo

Por fin puedo hablar de este juego para parejas que nos trae Maldito Games. Se trata de Batalla por el Olimpo, un juego que, además de alguna cosa más, comparte el mismo formato de caja que el archiconocido Patchwork de Uwe Rosenberg.

30962845853_27f5bbbd6c_c

El juego ha sido diseñado por el conocido Matthias Cramer (Rococo y Glen More) e ilustrado por el nacional Javier González Cava (Watson & Holmes y el recién presentado El Soneto). Es un juego exclusivo para dos jugadores, con una duración aproximada de 30 minutos y una edad mínima recomendada de 12 años.


¿DE QUÉ VA?

En Batalla por el Olimpo tendremos a nuestra disposición todos los héroes que os podáis imaginar de la mitología griega para poder conquistar, como no podía ser de otra manera, el Monte de los Dioses. Para cumplir nuestro cometido, podremos usar los beneficios del Oráculo o conquistar Troya. ¿Lograrás ser el vencedor en este duelo de titanes?

30959510213_c675413110_z

Con una mecánica de control de áreas y enfrentamientos directos, Batalla por el Olimpo nos ofrece un juego de cartas sencillo en el que llamaremos a héroes y les equiparemos con algunas mejoras para poder vencer a los enemigos y poder obtener los beneficios de la zona en la que nos coloquemos.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

La pequeña y colorida caja de Batalla por el Olimpo incluye:

  • Un tablero de juego rectangular.
  • 99 cartas, que incluyen Héroes, Soldados y equipamiento.
  • 5 fichas de madera.
  • 20 discos de madera que representarán las heridas que inflijamos.
  • El reglamento del juego.
31622253312_96089911fa_z

Los marcadores de herida, imprescindibles para derrotar a tu rival.

Como veis, no solamente lleva unas coloridas cartas dignas de mencionar y enseñar en detalle, sino que incluye componentes en madera y un tablero ilustrado por ambas caras de un grosor más que suficiente. Al PVP de 18€ nos parece una compra muy recomendable.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para empezar la partida debemos colocar en el centro de la mesa el tablero de juego. En él vemos tres zonas de juego de izquierda a derecha: el mismísimo Olimpo con espacio para tres cartas por jugador, en el centro tenemos el Oráculo de Delfos con espacio para dos cartas y, por último, a la derecha, Troya con un solo espacio.

Tras esto, debemos descartar 20 cartas del mazo. Esto hará que no podamos jugar pensando en que un héroe en concreto nos va a tocar, ya que no siempre será así. Entre líneas, ya podemos leer que Cramer apuesta por la táctica, por lo imprevisto de lo que pueda ir sucediendo.

31652838241_90b5cddf32_z

Los tres tipos de cartas del juego.

Con seis cartas en la mano, empezamos a jugar, por rondas, hasta que se cumplan las condiciones de fin de partida que comentaremos en breves.

Un turno se basa en:

31622204772_36d4f772f6_z

En la carta de ejemplo, podemos leer que su coste son dos cartas rojas y una azul.

 

  1. Jugar tantas cartas como deseemos. Para jugar una carta deberemos pagar los colores indicados en su zona izquierda con otras cartas.
  2. Atacaremos con todo lo que hayamos desplegado sobre la mesa, empezando por el Olimpo y acabando por Troya. Si nuestro Héroe o Soldado tiene un rival enfrente, le infligirá tantos puntos de daño como indique la carta. Si las heridas infligidas superan la vida del rival, éste será descartado. Por el contrario, si no hay nadie a quién enfrentarse, ganaremos la bonificación de la zona en la que nos encontremos.
    Si estamos en el Olimpo, ganaremos un punto de Victoria en el marcador del mismo. Si, en algún momento, llegamos a siete puntos, el máximo posible, habremos conquistado el Olimpo y ganado la partida.
31622227822_91cc253e92_z

Detalle del Olimpo

Si estamos en Delfos, ganaremos uno de los cuatro tokens de colores. Cada token nos servirá para pagar el coste de alguna carta. Si no quedaran tokens porque los tiene nuestro rival, podremos robárselos a él.
Si controlamos Troya, robaremos una carta adicional al final del turno.

  • Tras atacar con todas las cartas, robaremos dos cartas del mazo, o tres si somos los únicos que tengamos desplegado a alguien sobre Troya.

 

¡Ya está! Ese es el turno, sin más complicación. La gracia del juego reside en sus cartas. Contamos con algunos soldados, que son cartas algo genéricas, flojas por defecto y sin habilidades o con algunas poco impresionantes. Por otro lado, tenemos 60 Héroes, todos ellos únicos y bien inspirados en la propia mitología que envuelve el juego. Los Héroes son más poderosos, y caros de bajar. Para acabar, contamos con equipamiento, que podremos colocar sobre cualquier tipo de unidad para mejorar su ataque y/o su aguante.

Las habilidades de los Héroes van desde infligir más daño a un tipo de Héroe concreto, hasta no recibir daño de un color en concreto, u obtener bonus si atacamos a algún tipo de unidad. Todas las combinaciones son posibles gracias a las 60 cartas distintas que encontraremos en el juego.

31731802646_bab63e5bd8_z

En la imagen podemos leer la habilidad del Héroe, así como sus 2 puntos de Ataque y sus 3 puntos de Vida.

¿Cuando acaba la partida? Además de acabar en el momento que alguien logre traer el marcador del Olimpo al 7 de su lado, podemos acabar la partida si controlamos al inicio de nuestro turno todos los huecos disponibles en nuestro lado del tablero. También, si se acabara el mazo de robo, deberemos finalizar la partida. De este modo, tanto si un jugador está aplastando al otro, como si la partida se está alargando demasiado, el propio juego nos obligará a finalizarlo. En este caso, el ganador será el jugador que tenga el marcador del Olimpo más a su favor. Así, con la duración descrita en la caja, será difícil negarle la revancha a nuestro rival.

31652854891_954028179c_z

El marcador de puntos de victoria, con el que podremos ganar la partida.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Batalla por el Olimpo ocupa poco espacio en la mesa. Una vez coloquemos el tablero central solamente tenemos que dejar espacio a lado y lado, frente a cada jugador. Tras esto, solamente necesitamos un espacio para el mazo de robo y la abundante pila de descartes que generaremos durante la partida.

31396650880_23cb7bdf31_z


¿QUÉ ME PARECE?

Batalla por el Olimpo es táctica en estado puro.

Cramer ha sabido idear un juego en el que se define a la perfección la necesidad de amoldarte a la situación, cambiante en todo momento, para poder sacar provecho de la mano que tenemos actualmente y de los enemigos que nos ha colocado nuestro rival. No podemos hacer planes a gran escala ni pensar en un futuro lejano, solo podemos organizar nuestras cartas y rezar porque las siguientes nos permitan continuar manteniendo las posiciones.

31396664150_81bb22ea10_z

Personalmente me gusta la sensación que otorga, ese control a cuentagotas, puesto que nada de lo que robemos puede ser esperado. Eso que lo convierte en el punto medio entre lo azaroso y lo estratégico sesudo. Al fin y al cabo, es un juego de peso ligero.

31768982995_7ffd869c03_z

Una de las muchas ilustraciones de Javier González.

No puedo dejar de hacer referencia a las ilustraciones de Javier González Cava. No es que me sorprenda ver a un artista español en un juego de esta envergadura, sino que me parece que ha hecho un trabajo impecable y extenso, muy extenso. Batalla por el Olimpo es un juego con muchas ilustraciones y ninguna de ellas nos va a defraudar. Se nota de forma palpable el mimo y la dedicación a la hora de dibujar 60 ilustraciones de cada uno de los héroes del juego.

En cuanto a la mecánica del juego, no esconde ningún misterio. Se trata de un juego sencillo de jugar, que lo acerca a la categoría de filler. Es un juego que, en nuestro caso, siempre ha tenido una revancha, como suele pasar con Patchwork. Ambos juegos, además de compartir el mismo tamaño de caja, la editorial y ser un juego para parejas, también comparten el ser juegos difíciles de soltar. La duración contenida de unos veinte minutos, que incluso pueden reducirse cuando ya conozcamos las habilidades de los héroes, lo convierten en el juego distendido y perfecto para una tarde amena con tu pareja. Al no ser sesudo, tampoco requiere que pongamos nuestras neuronas a altas frecuencias.

31652860901_b6200e5b07_z

Delfos con sus cuatro tokens que nos permiten abaratar el coste de las cartas.

Es un juego que se goza desde un primer momento y que, realmente, tiene una pequeña curva de dificultad, puesto que los 60 héroes tienen habilidades similares, pero distintas entre ellos. Es por eso que en la primera partida puede que la duración parezca superior a la que realmente es, ya que necesitamos leer un poco nuestras cartas. Una vez las conozcamos, tras dos o tres partidas, no habrá largos entreturnos ya que, al fin y al cabo, solo contamos con las pocas cartas que tengamos en la mano.

Sí, efectivamente, el juego tiene una importante cantidad de azar. Como hemos comentado arriba, no hay cabida para estrategias, puesto que nuestra actitud cambiará dependiendo de lo que robemos a continuación. No podemos planear que nos toque Jasón o Pandora, porque puede que ni siquiera estén en el mazo. ¿Crees que eso lo convierte en un tira cartas? En nuestra opinión, aunque la variedad de cartas y de relación entre héroes y soldados tenga un peso muy importante, nos parece que sí hay control suficiente para maniobrar en la mayoría de situaciones y darle la vuelta a la tortilla.

31731850956_73b8561529_z

En definitiva, Batalla por el Olimpo no es un juego sesudo, y el azar está presente. Si sabes convivir con ello y disfrutar de la táctica que ofrece, ligera y divertida, dejándote llevar por las coloridas ilustraciones de Javier González, tienes un buen juego al que jugarás las partidas de tres en tres. Si buscabas el control absoluto y poder idear una estrategia al inicio de la partida, sintiéndolo mucho, no es tu juego.


PUNTOS POSITIVOS

  • Entretenimiento en formato contenido: nos gusta mucho colocarlo al lado de Patchwork y junto a otros juegos de parejas como Tuareg o Agrícola: Animales en la granja.
  • Precio muy competente: se trata de un juego con unos componentes de muy buena calidad, incluyendo madera y cartón, y aun así manteniendo un precio asequible.
  •  Táctico: me parece un buen ejemplo de juego en el que necesitamos esa plasticidad para amoldarnos al devenir de lo que vaya sucediendo en cada turno.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Azaroso: lo que podamos hacer va a ir parcialmente determinado por lo que consigamos robar, de forma aleatoria, del mazo de cartas.

Este juego ha sido cedido por Maldito Games para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 12 agosto, 2018

    […] caja, de idénticas dimensiones a toda la serie de juegos para 2 como Batalla por el Olimpo (aquí su reseña), es el […]

  2. 30 septiembre, 2019

    […] de Harald Lieske (Puerto Rico, La Granja) y una portada de Javier González (Batalla por el Olimpo (aquí su reseña) en su edición española. El juego puede disfrutarse de 2 a 5 jugadores, una duración de 1 hora […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: