Reseña de Maki Stack

Hoy os traemos un juego divertido y festivo que requerirá de cierta destreza de los jugadores. Se trata de Maki Stack, de Mercurio Distribuciones.

El juego fue diseñado por Jeff Lai (Nut so Fast) e ilustrado por Stéphane Escapa (Dr. Eureka, WINK). Se trata de un título que puede disfrutarse de 4 a 6 jugadores, aunque a cinco no encaje tan bien, con una duración de unos 15 minutos y una edad mínima de tan solo 7 añitos.


¿DE QUÉ VA?

En Maki Stack nos ponemos en la piel de los más intensos chefs del sushi. No solo tenemos que preparar comida, sino que debemos hacerlo con todo el arte que el ritual requiere. ¿Te atreves con los ojos vendados? ¿Podrás usar de forma elegante esos palillos chinos? Sea como sea, hazlo rápido, más rápido que tu rival o quedarás mal delante del público.

Bajo este pretexto oriental, en Maki Stack encontramos un juego de corte party basado en apilar distintos objetos con destreza. El título nos obliga a cooperar y juega con los sentidos de los jugadores para dificultar una tarea inicialmente sencilla.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El contenido de la oriental caja es el siguiente:

  • 10 piezas de madera:
    • 2 makis
    • 2 California rolls
    • 2 sushis
    • 2 botellas de soja
    • 2 platos
  • 2 esterillas sobre las que preparar el sushi.
  • 2 antifaces.
  • 40 cartas de desafío.

Esto es todo, que viene dentro de un inserto personalizado que hace que todo quede bien presentado y organizado, algo que Blue Orange suele cuidar. El reglamento viene en una gran cantidad de idiomas entre los que encontramos el español.


¿CÓMO SE JUEGA?

Para jugar a Maki Stack necesitamos jugar en dos equipos. De esta manera, el juego funciona mucho mejor a números pares, a 4 y 6 jugadores.

El objetivo de este juego es ganar 6 cartas, mediante la realización de desafíos más rápido que el equipo contrario. Antes de empezar, cada equipo toma un set completo de sushi, con una esterilla y cinco elementos de madera:

En cada ronda se revelará una carta, que indicará una figura compuesta por distintas piezas de madera en un orden y orientación concreto. Cada equipo cuenta con una esterilla sobre la que debe plasmar esa figura antes que su rival, usando las piezas de madera que poseen. Cada equipo tiene el material suficiente para realizar la obra, pero solo el más rápido ganará la ronda.

¡Espera! Antes de robar esa carta debemos mirar bien a que tipo de reto nos enfrentamos. Para esto, deberemos fijarnos bien en la trasera de la carta superior del mazo, antes de revelar su anverso:

MÁSCARA: si la carta tiene la mitad inferior en rojo y vemos a un jugador con los ojos tapados, un miembro del equipo deberá taparse los ojos con el antifaz mientras que el resto del equipo deberá guiarle con órdenes verbales para que ese jugador que no puede vernos construya lo que la carta muestre.

PALILLOS: si vemos una carta en la que dos jugadores usan sus dedos como si de palillos se tratara, deberemos cooperar entre dos, un dedo por cabeza, para apilar las fichas de madera de la forma adecuada. Si hubiera una tercera persona en el equipo, ésta deberá coger la carta y ocultarla al resto de jugadores, describiendo el orden de apilamiento al resto de jugadores de su equipo.

Para este modo PALILLOS encontramos dos variantes. Normalmente cada jugador usará la punta de uno de sus dedos índices como palillo, algo que es relativamente fácil. Si todos los jugadores aceptan el reto, antes de la partida podéis determinar jugar en su modo minipalillos, el cual cambia el índice por el dedo meñique, que no Petyr Baelish, incrementando claramente la dificultad para ambos equipos.

El jugador que construya de forma más veloz lo que la carta nos muestra será el ganador, que se llevará la carta como punto de victoria. Fijaos bien en la orientación y orden de las piezas, es algo con lo que se juega para intentar engañar a los jugadores.

¿Qué pasa si se cae? Pues nada, vuelve a intentarlo, pero construye siempre sobre la esterilla o no valdrá para nada todo lo que estás haciendo.

Tras esto empezamos una ronda nueva, que sigue la misma estructura, hasta que algún equipo consiga la sexta y última carta, convirtiéndose así en ganador.

Si el grupo ya se aburrió de estas normas, las reglas cuentan con un modo experto en el que los jugadores pueden optar por no tener en cuenta el modo de juego indicado en el reverso de la carta y jugar bajo unas reglas más exquisitas, tanto para equipos de dos y de tres jugadores. ¿Te atreves?


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

Maki Stack se prepara en cinco minutos y luce bonito en mesa. La madera y el rojo y negro es lo que más luce en este proyecto. Ocupa poca mesa, pero dada la necesidad de cierta soltura por parte de los jugadores, se agradece algo más de espacio del que requieren los componentes y las esterillas.


¿QUÉ NOS PARECE?

Maki Stack es un juego de destreza por equipos que pondrá a prueba nuestros sentidos de una forma divertida y bien tematizada.

Con esta nueva apuesta por los juegos de tipo party, Mercurio nos acerca a un juego de stacking con el añadido de la compenetración entre los distintos jugadores del equipo. Aquí, además de apilar rápido, deberemos cooperar obligatoriamente, ya sea por la falta de un sentido o por la necesidad de apoyarnos en el dedo de un compañero. Esto ofrece una experiencia en equipo muy divertida y con una caja repleta de detalles, con una producción excelente.

Nos encontramos ante un juego con un objetivo muy claro, y es que solo pretende acompañarnos en momentos en los que busquemos una diversión sin complicación y queramos jugar por equipos. En ese sentido, Maki Stack da lo que promete con pocas reglas y un estilo de juego que mezcla la cooperación con la destreza de una forma armónica, junto con una ambientación que le sienta bien a la propuesta.

La producción acompaña a lo que ofrece. Bajo el tema del sushi, encontramos unos componentes lo más temáticos que podríamos esperar y ambos handicaps para el apilamiento de piezas siguen pareciendo bastante bien adaptados al tema. ¡Eso de usar meñiques como palillos chinos está bien traído! Si a esto le añadimos una madera bien acabada y un inserto personalizado, ofrece un producto notable en todos los aspectos.

Lo único que podríamos reprocharle es la falta de variedad en los handicaps. El juego nos puede privar de la vista u obligarnos a usar nuestros meñiques, pero alguna prueba distinta hubiera enriquecido la experiencia. No demasiadas más, pero una tercera o cuarta nos asegura que las partidas se vuelvan menos reiterativas. ¿Será que eso lo dejan para una expansión en forma de mazo de cartas?

En definitiva, Maki Stack es otro juego de apilar componentes que va dirigido al ámbito festivo. Con un formato por equipos que requiere de cooperación entre jugadores, es un título que nos privará de parte de nuestros cinco sentidos para poder intentar realizar los retos de forma más rápida que el equipo contrario. Todo ello viene contenido dentro de una atractiva, aunque algo sobredimensionada, caja que está repleta de componentes de notable calidad, algo que lo convierte en un juego muy atractivo en mesa.


PUNTOS POSITIVOS

  • Party por equipos: se trata de un juego que no solo divide a la mesa en dos grupos, sino que requiere que los jugadores cooperen con sus compañeros para conseguir la victoria.
  • Muy visual en mesa: con una producción más que notable, con componentes bien acabados y un inserto que acompaña al nivel de producción.
  • Un tema bien elegido: haciendo que dentro de lo posible, podamos tener handicaps relacionados con el mundo asiático y unas piezas con formas acordes a lo que representan.

PUNTOS NEGATIVOS

  • Falta de variedad de handicaps: con solo dos formas de jugar cada turno se nos antoja algo limitado a medio plazo, pudiendo ser divertido pero caer pronto en el olvido.

Este juego ha sido cedido por Mercurio Distribuciones para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: