Impresiones de Escape the Room: Misterio en la Mansión del Observatorio

Hoy lo que os escribo es la mínima expresión de lo que puedo contaros. Ni siquiera voy a poder desvelar todo lo que me gustaría, pero os podemos asegurar que está libre de todo destripe (spoiler para los más snobs).

31356383831_3295ae8dfc_c

Hablamos acerca de Escape the Room: Misterio en la Mansión del Observatorio, de ThinkFun, la editorial que nos quiere despertar las neuronas, y distribuido en nuestro país por Mercurio Distribuciones. Se trata de una experiencia única, para ser vivida por 3 o más jugadores con una edad mínima recomendada de 10 añitos. La duración es tremendamente dependiente del equipo de jugadores, con una duración que puede ir de 60 a 90 minutos, aproximadamente.


¿DE QUÉ VA?

Es 1869 y en la mansión del observatorio, donde solías trabajar hasta que el dueño decidió acabar con todos sus criados por un extraño cambio de comportamiento, están pasando cosas muy extrañas. Sale humo, y se oyen ruidos extraños. ¿Qué será? Invitas a un grupo de amigos a explorar la Mansión y descubrir que le ocurrió al propietario.

Escape the Room pretende recrear las sensaciones de las experiencias de escapar de una habitación que se recrean en muchos locales de todo el mundo. Estas experiencias reales vienen sacadas, directamente, de las antiguas aventuras gráficas de ordenador, donde vamos avanzando resolviendo puzzles y recolectando pistas. Aquí, ThinkFun y Mercurio Distribuciones, nos proponen una alternativa casera, perfecta para una reunión familiar o de trabajo, donde se fomenta el trabajo en equipo.


¿QUÉ LLEVA EN LA CAJA?

El juego lleva contenido que se irá descubriendo a medida que vayamos jugando. Evidentemente, no os podemos desvelar nada más allá del contenido inicial.

  • 1 tarjeta con la escena principal.
  • 5 sobres sellados.
  • 1 rueda de soluciones.
  • Instrucciones de juego.

Las instrucciones son sencillas, no nos llevará mucho leerlas ya que el juego empieza en el momento que pulsemos START en nuestro cronómetro más cercano y empecemos a leer la tarjeta inicial. El resto de contenido está oculto dentro de los sobres.

30663742263_7519892359_z

No faltan señales para advertirnos de mantener los sobres cerrados.

Por supuesto, dentro de cada sobre encontraremos más material para seguir avanzando en la trama y poder resolver el gran misterio. No podemos leer más, solo deciros que no es poco el material dentro de los sobres y que ni siquiera todo es cartón…. ¿no os intriga?


¿CÓMO SE JUEGA?

No hay mucho más que añadir. Las reglas nos recomiendan que el dueño del juego haga de anfitrión y lea la escena inicial. A partir de ese momento, solamente debemos activar una cuenta regresiva para acotar el tiempo necesario para acabar. El resto, viene todo escrito dentro de cada sobre, que se abrirá cuando resolvamos los acertijos anteriores.

31100814950_26770353e9_z

Los cinco sobres de las cinco localizaciones. ¡Bien cerrados!

Es sencillo ponerse a jugar, aunque se recomienda, sobre todo si no hemos jugado a otras experiencias de escapar de habitaciones, que se lean las primeras páginas del reglamento antes de invitar a los participantes.


¿CÓMO QUEDA EN LA MESA?

¡Cuidado! El juego inicial son cinco sobres, pero acabaremos con bastante material sobre la mesa. No siempre sabremos si los componentes utilizados tendrán una función más adelante, así que intentaremos dejarlo todo a la vista.

31356379641_1d0668ec6c_z

Detalle del primer sobre que usaremos durante nuestra partida.

¡Lo siento, no hay fotografía! No quiero desvelaros nada que no deba, pero sed generosos con el espacio, se os pueden escapar detalles…


¿QUÉ ME PARECE?

Escape the Room es una experiencia que será recordada por todos los participantes.

Debemos apreciar la dedicación a la estética por parte de la editorial, que desde una web nos permite, entre otras cosas, ambientar la velada. Desde la dirección podremos, para empezar, crear unas invitaciones de época para nuestros amigos. Es un detalle que nos meterá en el papel y acercará la experiencia a la que puede ser vivida en las salas de experiencias que existen en muchas ciudades de nuestro país. Pero, además, también se nos incluye música de época para ambientar la velada y, si queremos vivirlo de forma más intensa, recomendaciones de vestuario. ¿No es poca cosa verdad? Pues me dejo lo mejor de la web para el final…

En cuanto al juego, supongo que no distará mucho de lo que muchos hemos vivido frente a una pantalla de ordenador con plataformas como Kongregate. Para los que no hayan disfrutado de esos juegos, os diré que es una experiencia basada en la observación y la combinación de elementos para buscar soluciones a distintos puzzles. En Escape the Room tenemos la información justa, nadie nos dice qué es el puzzle, debemos valorar qué realizar con los elementos que nos acaban de ofrecer. En otras palabras, no esperéis problemas donde se nos pida la solución, sino más bien unos cuantos elementos que debemos valorar, analizar y combinar para ver si es lo que la habitación nos está preguntando.

31471936855_baa85bb79b_z

Detalle de la rueda de soluciones con un sistema de iconos y colores muy funcional.

Es un juego que puede ser disfrutado por muchos jugadores, pero no hacen falta demasiados. A diferencia de lo que se podría pensar, creo que se disfruta más a 3 o 4 jugadores que a una mayor cantidad de ellos. Si somos muchos, no todos podremos acceder a todos los componentes de forma suficientemente cercana, por lo que no participaremos todos por igual. Para poder mejorar la experiencia, si somos muchos, recomendaría jugar en una mesa ancha o incluso de pie, para poder ver y manosear todo lo que sea necesario. Evidentemente, el juego puede tener efecto líder, sobre todo si alguien domina este tipo de juegos.

En cuanto a la duración, vale la pena remarcar su gran variabilidad. Pese a que se nos ofrece una cuenta regresiva muy larga, con tiempo suficiente para resolver todos los problemas, si somos astutos lo podremos resolver en menos de una hora. Os puede parecer poco, es cierto, pero es una experiencia satisfactoria, corta pero intensa, y que nos da la bienvenida a una serie de juegos que están por llegar. Ya se han anunciado nuevas entregas que pretenden, además de innovar, complicar un poco el contenido del juego. En nuestra opinión se echó de menos algún acertijo más complicado para culminar la experiencia, o un sobre más en la caja. Supongo que, de forma indirecta, expresa que lo estábamos pasando en grande. Vale la pena remarcar que ya está presentada una segunda entrega por ThinkFun y que todo apunta a que Mercurio será la encargada de traerla a España.

Afortunadamente, en la misma web, se nos ofrece la opción de volver a guardar las pistas tal como venían dentro de los cinco sobres iniciales. Pese a no poder volver a disfrutarlo una vez completado, siempre puedes ser el anfitrión en futuras partidas con nuevos jugadores. Es de agradecer que se ofrezca este tipo de información de forma oficial y se nos permita reutilizar los componentes para hacer disfrutar a otro grupo de la misma experiencia. ¡Gracias por el detalle!

31356377841_c584d9045a_z

Los sobres con todo el contenido original, tras jugar nuestra partida. ¡Listo para ser prestado a nuestros mejores amigos!


Este juego ha sido cedido por Mercurio Distribuciones para poder redactar la reseña así como tomar las fotos. Gracias por el detalle.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 13 febrero, 2018

    […] ya comentábamos en la primera entrega, nuestra crítica principal era la facilidad de los acertijos que conllevaban a que finalizar la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: